Ejemplo de la interface de la tecnología IntelliSafe Auto Pilot en los carros de la marca Volvo.
Ejemplo de la interface de la tecnología IntelliSafe Auto Pilot en los carros de la marca Volvo. (Archivo)

Los fabricantes de automóviles están empezando a vender algunos con control de velocidad y dirección automatizada para aliviar aquello que dicen que es el tedio de conducir, y podrían incluso permitir que los conductores circulen con manos libres en algunas situaciones.

No obstante, esas características están presentando nuevas interrogantes: ¿Cómo evitar que las personas se distraigan detrás del volante -o tomen su teléfono- si es poco lo que tienen que hacer con sus manos?

Las empresas automotrices han estado agregando tecnologías de seguridad cuyo propósito es evitar los choques, tales como el freno de emergencia automático y sistemas para impedir que el auto se salga de su pista.

Ahora, más compañías están introduciendo características vehiculares que apuntan a lograr que el manejo en las horas de mayor congestión o en viajes en carretera sea menos agotador. Algunos sistemas nuevos permiten que los conductores saquen las manos del volante en las autopistas o durante una fuerte congestión, utilizando sensores, radares y cámaras para mantener automáticamente el auto centrado, controlar la velocidad e incluso cambiar de pista.

General Motors Co. fue la primera compañía automotriz importante que promovió esas capacidades en 2017 con su función Super Cruise sin manos, la que se puede activar en la mayoría de las autopistas en Estados Unidos solo con la presión de un botón en el volante que permite que el auto se haga cargo de la dirección y el control de velocidad.

La fábrica automotriz de Detroit informó que ahora planea desplegar la tecnología en cerca de dos docenas de modelos para 2023; ahora la tenía solo un modelo Cadillac.

Ford Motor Co. hace poco señaló que ofrecería una tecnología similar a partir de este año en cerca de 100 mil modelos de camionetas F-150 y SUV eléctricos Mustang Mach-E.

Honda Motor Co. planea lanzar un sedán en Japón en los próximos meses que permitirá que el conductor ceda completamente el control del auto en el tráfico pesado o en carreteras. La tecnología incluso posibilitará que los conductores saquen la vista del camino, aunque se espera que retomen el control en algún punto, indicó la compañía. Las autoridades reguladoras de Japón en noviembre aprobaron su uso.

Honda agregó que no ha dado a conocer los planes para introducir esta tecnología fuera de Japón. Mientras tanto, Tesla Inc. informó que hace poco entregó a algunos propietarios una versión de prueba de su Autopilot mejorado, la función de asistencia al conductor del fabricante automotor.

La función que cuesta $10 mil, la que la compañía llama Full SelfDriving, extiende el uso de las características automatizadas a más tipos de carreteras y agrega capacidades como navegar por la confluencia de autopistas.

La promesa de autos totalmente sin conductor se ha desvanecido en los últimos años, mientras los creadores luchan por mejorar la tecnología. Pero las empresas están equipando más modelos con los elementos de los autos autónomos para ofrecer los llamados paquetes de asistencia al conductor, con la esperanza de obtener una ventaja competitiva y aumentar las ventas.

”Hacen posible que los fabricantes de automóviles ofrezcan características realmente interesantes, diferenciadas al consumidor a un precio razonable”, indicó Glen De Vos, jefe de tecnología de Aptiv PLC, un proveedor de software y componentes que se utilizan en los sistemas de asistencia al conductor.

Consumer Reports probó 17 modelos recientemente que combinan control de velocidad y dirección automatizada, más que los cuatro cuando la revista hizo una prueba similar hace dos años. La publicación observó que esos sistemas pueden aliviar el cansancio del conductor, pero el rendimiento varía ampliamente en aspectos como la suavidad con que frenan y aceleran o mantienen un auto centrado en su pista.

Sin embargo, si los conductores tienen menos que hacer detrás del volante, a aquellos que defienden la seguridad les preocupa que se vean tentados a mirar sus teléfonos o cedan a otras distracciones, que lleven finalmente a un choque.

”Si vamos a poner esta tecnología en los autos, tenemos que tener el cuidado de asegurar que el conductor esté razonablemente involucrado”, manifestó Bryan Reimer, científico investigador del MIT, quien estudia los sistemas de asistencia al conductor.

Algunos defensores de la seguridad han criticado a Tesla por promover su actualización más reciente, como autoconducción, porque el sistema no es totalmente autónomo, y sostienen que no se debería probar un sistema piloto en rutas públicas. Tesla no respondió a la solicitud de que entregara algún comentario.

El fabricante de autos eléctricos señaló anteriormente que las tasas de accidentes son más bajas cuando los conductores tienen vehículos con el sistema de asistencia al conductor Autopilot incorporado que cuando no está en uso.

Los fabricantes han instalado sistemas basados en cámaras que monitorean el foco de los conductores y los alertan si su atención se desvía, precisan ejecutivos y analistas.

GM y BMW AG utilizan la tecnología para mantener a los conductores involucrados, y Ford y otros planean utilizarla en modelos futuros. Esos sistemas han recibido elogios de los investigadores. De Vos de Aptiv dijo que la compañía está trabajando con cinco fabricantes de automóviles para equipar vehículos con sistemas de seguimiento del conductor basados en cámaras.

Los dueños de Cadillac han registrado alrededor de 10.4 millones de kilómetros con manos libres mediante el uso de la tecnología Super Cruise, precisó la compañía. Una serie de alertas audibles advierten a los conductores si su atención se desvía del camino.

Mario Maiorana, ingeniero jefe para Super Cruise de GM, contó que esto se ha convertido en un argumento de venta para los clientes, y observa que el 85% de los propietarios asegura que la función sería una consideración importante en su próxima compra de auto.

”Las personas nos han dicho que al parecer llegan a su destino sintiéndose más descansadas y relajadas debido al trabajo que hemos hecho”, comentó. Una actualización reciente mejoró la tecnología de monitoreo del conductor, indicó.

Ahora puede seguir la mirada del conductor, más bien que solo la posición de la cabeza, para detectar mejor si tiene la vista fija en el camino o en otra parte. Un proyecto de ley en el Senado de EE.UU. que se presentó en 2020 requiere que el Departamento de Transportes estudie si los sistemas de monitoreo del conductor pueden reducir el manejo distraído, y exigirlos potencialmente en modelos futuros. La legislación, que fue presentada por Edward Markey (demócrata por Massachusetts) y Richard Blumenthal (demócrata por Connecticut) en julio, está pendiente.

Un vocero de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras del departamento señaló que se está investigando si los sistemas de monitoreo del conductor son eficaces para identificar y moderar a los conductores distraídos o discapacitados.

La creciente disponibilidad de los sistemas de asistencia al conductor ha llevado a una mezcolanza de funciones que varían según el modelo y el fabricante, precisó Kelly Funkhouser, gerente de prueba vehicular a cargo de la cobertura de vehículos automatizados en Consumer Reports.

”Estos sistemas se comportan todos en forma diferente y no hay estándares para el rendimiento o el diseño”, manifestó. “Tiene que haber más cohesión”, subrayó.