Más de 4.9 millones de préstamos del Programa de Protección de Nómina del SBA fueron otorgados en 2020 a empresas y entidades sin fines de lucro en todo Estados Unidos y Puerto Rico como paliativo al impacto económico del coronavirus.
Más de 4.9 millones de préstamos del Programa de Protección de Nómina del SBA fueron otorgados en 2020 a empresas y entidades sin fines de lucro en todo Estados Unidos y Puerto Rico como paliativo al impacto económico del coronavirus. (Ramón "Tonito" Zayas)

La Administración federal de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) se encuentra en proceso de actualizar las guías que regirán la nueva ronda del Programa de Protección de Nómina (PPP, por sus siglas en inglés), por lo que aun no se reciben solicitudes de préstamos.

Esta nueva ronda, para la que se asignaron $324,000 millones para todos los estados y territorios de Estados Unidos, fue aprobada a finales de diciembre pasado como parte del nuevo paquete de estímulo económico para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

“En este momento, la SBA, en consulta con el Departamento del Tesoro, está trabajando de manera expedita para identificar cambios en los formularios y procesos de las reglas del programa, como se establece en el texto legislativo, y para actualizar de manera adecuada la guía y los sistemas para los prestamistas y prestatarios de PPP”, expresó ayer la SBA en declaraciones escritas.

“La SBA y el Tesoro están comprometidos con garantizar que la próxima ronda de PPP se lance lo más rápido posible para brindar un alivio económico crítico a las pequeñas empresas estadounidenses”, agregó la entidad.

Por su parte, el Banco Popular, a través de su oficial de comunicaciones Juan Cintrón, informó que la institución aún no acepta solicitudes de préstamos de PPP bajo esta nueva ronda, pues está a la espera de que la SBA emita las nuevas guías e instrucciones de cómo se va a trabajar con el programa.

Oriental Bank también informó, en declaraciones escritas, que “tan pronto el SBA dé a conocer los requisitos para solicitar el PPP, los estaremos incluyendo en la solicitud online para comenzar a recibirlas”.

El PPP concede préstamos diseñados para proporcionar un incentivo directo para que las pequeñas empresas mantengan a sus trabajadores en la nómina. Los préstamos se solicitan a instituciones financieras privadas que figuran como participantes del programa. La SBA condona los préstamos si se cumplen todos los criterios de retención de empleados y los fondos se utilizan para gastos elegibles.

El año pasado hubo dos rondas del PPP. Bajo este programa, Popular obtuvo la aprobación de más de 29,000 préstamos para pequeñas y medianas empresas por un valor total de más de $1.4 mil millones. Estos incluyen $240 millones para clientes en Estados Unidos continentales, $27 millones para clientes en las Islas Vírgenes Estadounidenses, y $1,200 millones que se desembolsaron en Puerto Rico. Popular originó el 63% de los préstamos PPP en Puerto Rico.

Oriental indicó que completó 4,042 solicitudes de préstamos del PPP, por un total de $164 millones. “Fuimos los primeros en ejecutar el proceso de manera digital, sin necesidad de que nuestros clientes tuviesen que visitar nuestras oficinas”, resaltó Carlos Comas, vicepresidente y director de Banca de Negocios de Oriental. “Estamos igualmente listos en esta ronda para ofrecerle el servicio que necesiten los clientes”.

Más de 4.9 millones de préstamos PPP fueron otorgados en 2020 a empresas y entidades sin fines de lucro en todo Estados Unidos como paliativo al impacto económico del coronavirus.

Extensión al EIDL

Por otro lado, la SBA anunció recientemente que la fecha límite para solicitar el programa de Préstamo por Desastre por Daños Económicos (EIDL, en inglés) para la declaración de desastre por la pandemia COVID-19 se extiende hasta el 31 de diciembre de 2021.

Hasta la fecha, la SBA ha aprobado $197 mil millones en préstamos a bajo interés que brindan fondos de capital de trabajo a pequeñas empresas, organizaciones sin fines de lucro y empresas agrícolas.

Los préstamos se ofrecen en términos muy asequibles, con una tasa de interés del 3.75% para las pequeñas empresas y una tasa de interés del 2.75% para las organizaciones sin fines de lucro, con un vencimiento a 30 años y un aplazamiento automático de un año antes de que comiencen los pagos mensuales, informó la SBA.