Un hombre suelta una flor en la laguna San José desde el puente Teodoro Moscoso, lugar donde fue encontrado el cuerpo de Keishla Rodríguez Ortiz. (Ramón “Tonito” Zayas)

La cúpula ejecutiva de Popular Inc. (Nasdaq:BPOP) reclamó a las autoridades competentes atender “la situación de emergencia” que enfrenta Puerto Rico en materia de violencia de género al tiempo que reafirmó su interés en fomentar diversas iniciativas dirigidas a combatir sus diversas variantes sea violencia doméstica o acoso en el lugar de empleo.

“Puerto Rico se despertó nuevamente de luto. No queremos ni una mujer más víctima de violencia doméstica, ni una familia más desgarrada por el dolor”, indica la declaración divulgada por la organización.

El 65% de la fuerza trabajadora de Popular está compuesta por mujeres.

“Para nosotros es importante que se atienda la situación de emergencia que enfrenta el país. Nos comprometemos con Puerto Rico, con nuestras clientas y clientes, nuestras empleadas y empleados, a ser más proactivos, a solidarizarnos con nuestra población y a hacer nuestra parte para protegerlas. Sabemos que hay más que podemos hacer y estaremos enfocados para lograr el cambio que tanto necesitamos”, reza la declaración.

Las declaraciones de Popular surgen mientras Puerto Rico atestigua, con consternación el asesinato de la joven Keishla Rodríguez Ortiz de manos -alegadamente- de su compañero sentimental, el boxeador Félix Verdejo Sánchez, quien se entregó a las autoridades federales anoche.

De igual forma, durante el fin de semana, también trascendió el asesinato de Andrea Ruiz Costas, quien solicitó sin éxito, una orden de protección contra su ex pareja, Miguel Ángel Ocasio Santiago. El hombre también habría confesado los hechos a las autoridades de ley y orden.

Desde hace unos tres años, luego de que el abogado Ignacio Álvarez tomó las riendas del conglomerado, Popular se ha insertado activamente en la corriente de empresas que han desarrollado programas y postulados de negocio dirigidos al fomento de la diversidad y “cero tolerancia” a diversas situaciones de riesgo social.

Álvarez, por ejemplo, se ha expresado abiertamente a favor de aumentos en el salario mínimo mientras la institución ha actualizado sus programas de adiestramiento en asuntos como discrimen y acoso en el empleo.

De igual forma, la institución ha desarrollado protocolos para la identificación y atención a casos de violencia doméstica, mientras provee apoyo financiero a diversas organizaciones como la Fundación de Mujeres en Puerto Rico, que a su vez, otorga subvenciones a la Red de Albergues de Violencia Doméstica y la Asociación de Mujeres Agroempresarias de Puerto Rico, entre otras.

💬Ver comentarios