El fundador de Bancrédito International Bank & Trust, Julio Herrera Velutini, enfrenta cargos federales por un alegado patrón de conspiración y soborno en Puerto Rico, dirigido a impedir las labores regulatorias de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras.
El fundador de Bancrédito International Bank & Trust, Julio Herrera Velutini, enfrenta cargos federales por un alegado patrón de conspiración y soborno en Puerto Rico, dirigido a impedir las labores regulatorias de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras. (Captura)

Nota del editor: ¿Interesas conocer más de este y otros temas económicos? Suscríbete al newsletter “A fin de cuentas”, de la periodista Joanisabel González, quien cada semana ofrece una síntesis del quehacer económico y empresarial de Puerto Rico y el mundo y de los sucesos que impactan tu bolsillo.

---

Luego de que consiguió que la exgobernadora Wanda Vázquez Garced nombrara a quien fuera su asesor de cumplimiento -Víctor Rodríguez Bonilla- a la jefatura de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) y Pedro Pierluisi Urrutia prevaleció en los comicios del 2020, el banquero Julio M. Herrera Velutini continuó con su plan para controlar el regulador financiero e incluso, parecía tenía interés en remover del cargo a la sucesora de su recomendado, Natalia Zequeira Díaz, según las autoridades federales.

De acuerdo con el pliego acusatorio de un grado jurado federal contra Herrera Velutini, Vázquez Garced y el agente federal, Mark T. Rossini, una vez la también exsecretaria de Justicia no ganó la primaria en el Partido Nuevo Progresista (PNP), el banquero decidió hacer donativos a la campaña de Pierluisi Urrutia y a aquella del estadolibrista Charlie Delgado.

Pero una vez Pierluisi Urrutia ganó la gobernación y se produjo el cambio de administración, lo que implicó la salida de su recomendado en la OCIF, Rodríguez Bonilla, el banquero retomó sus esfuerzos para controlar la dependencia regulatoria, según la acusación federal en su contra.

En mayo pasado, a través de su abogado Luis Delgado, negó haber hecho donativos políticos a la exmandataria.

Específicamente, reza la acusación, entre los meses de abril y agosto del año pasado, Herrera se hizo disponible, a través del exadministrador de Vivienda Pública, John Blakeman, y la presidenta de Bancrédito, Frances M. Díaz Fosse, para contribuir con un comité de acción política (SuperPac, en inglés) que se habría creado a favor de Pierluisi Urrutia. A cambio de una aportación de $50,000, Herrera Velutini solicitó al Testigo 1, quien se hacía pasar como representante del gobernador, doblegar el mollero regulatorio de la OCIF.

Blakeman y Díaz Fosse se declararon culpables de los hechos en marzo pasado.

Pero al ofrecer algunos detalles de la pesquisa, el fiscal federal para el Distrito de Puerto Rico, Stephen J. Muldrow, dijo en conferencia de prensa que Pierluisi Urrutia no tenía responsabilidad alguna en la pesquisa y tampoco con el SuperPac que le beneficiaría.

El operativo para confirmar el interés de Herrera Velutini

Y es que dicho comité de acción política, identificado en el pliego acusatorio como “SuperPac 2″, fue creado por el “Testigo 1″ a instancias de las autoridades federales.

A través de ese señuelo y de la participación de un funcionario de la OCIF que colaboraba en la pesquisa, las autoridades federales pudieron confirmar el interés de Herrera Velutini por controlar a la OCIF. Ello, con tal de librar a Bancrédito International Bank & Trust de nuevas medidas regulatorias en su contra, lo que se implementaría con un Memorando de Entendimiento o MOU, en inglés, e impedir el escrutinio de la Red para la Detección de Delitos Financieros (FINCen). Esta es la dependencia federal a cargo de la implementación de Ley para la Secretividad Bancaria (BSA, en inglés) y la normativa dirigida a prevenir el blanqueo de capitales o AML, por sus siglas en inglés.

Se entiende que el “Testigo 1″ es el contador público Joseph “Joey” Fuentes, quien creó el SuperPac “Salvemos a Puerto Rico” y se declaró culpable por ocultar la identidad de los donantes a esa organización dirigida a apoyar la candidatura de Pierluisi Urrutia.

“La oficina del comisionado tiene que purgarse”, habría escrito Herrera Velutini a su subalterna Díaz Fosse en un mensaje de texto el 23 de abril de 2021, reza la acusación.

Unos seis días más tarde, Díaz escribió a su jefe para indicarle que había conseguido una reunión con gente del gobernador Pierluisi, a lo que Herrera Velutini respondió con el ícono (emoji) de oración, la palabra “Amén” y un “Tú sabes lo que tienes que hacer”.

En otro mensaje, ese mismo 29 de abril, Herrera Velutini escribió a Díaz Fosse para indicarle que “a la culebra se le mata por la cabeza”, a lo que la banquera replicó “no hay otra manera”.

Pierluisi Urrutia llegó a La Fortaleza el 2 de enero de 2021 y una semana más tarde, nombró a Zequeira Díaz a la OCIF.

Abogada con especialidad en asuntos de cumplimiento bancario, Zequeira Díaz llegó a la OCIF, conciente de que la dependencia encaraba problemas de presupuesto y no tenía suficiente personal para efectuar sus tareas de fiscalización. También sabía que el nombre de Puerto Rico levantaba preocupación entre los reguladores financieros federales, lo que quedó consignado en un informe del Tesoro estadounidense.

En aras de atender los problemas operacionales de la OCIF, el año pasado, Zequeira Díaz comenzó a abogar por más presupuesto, la revisión de escalas salariales y la contratación de nuevo personal.

En paralelo, la abogada decidió poner énfasis a la supervisión de Entidades Bancarias y Entidades Financieras Internacionales (EBI) y (EFI), respectivamente, para atender los señalamientos del Tesoro federal.

Así las cosas, mientras Zequeira Díaz buscaba fortalecer la OCIF, Herrera Velutini procuraba defender sus intereses, donando al “SuperPac 2″ promovido por el “Testigo 1″.

Aparte de resistirse a nuevas condiciones regulatorias en un MOU e impedir el escrutinio de FINCen, lo que se haría eximiendo a Bancrédito de radicar ciertos informes de Actividad Sospechosa (SARs en inglés) cuando se tratara de las cuentas bancarias y las empresas controladas de Herrera Velutini; el banquero interesaba un informe favorable de la OCIF hacia el banco que fundó y “que ciertos empleados fueran removidos de sus posiciones”.

Según fuentes de este diario, Herrera Velutini interesaba que se despidiera a los examinadores que habían intervenido en los exámenes de Bancrédito.

Al presente, debido a sus incumplimientos con la OCIF, Bancrédito encara una orden de liquidación voluntaria por parte del regulador financiero estatal.

“Músico pago no toca bien”

Habida cuenta que para Herrera Velutini, según algunos mensajes de texto en la acusación federal, “músico pago no toca bien”, no fue hasta que este recibió la certeza de que la OCIF cedería a sus reclamos, que el banquero habría transferido dinero de su cuenta personal “en Londres”, presuntamente a a una cuenta en Puerto Rico, propiedad de Bancrédito.

Las autoridades federales dieron a Herrera Velutini la certeza que necesitaba.

El 9 de junio de 2021, Blakeman escribió al Testigo 1, que se entiende es el contador Joseph “Joey” Fuentes, que “la actual comisionada (Natalia Zequeira) necesitaba llamar al banco para una reunión y firmar un acuerdo, lo que serviría a Julio (Herrera Velutini) para lo que hablamos”.

Dos días más tarde, por instrucciones de las autoridades federales, un funcionario de la OCIF llamó a Blakeman para informarle que “él o ella misma estaba atendiendo las preocupaciones” de este.

Acto seguido, Blakeman escribió un mensaje de texto al “Testigo 1″ indicando: “Llamada recibida!! Súper. Ya le dije a Frances. Es tarde para Julio, pero le llamaré mañana”.

Ese mismo mes, Herrera Velutini confirmó que colaboraría en el SuperPac 2.

El 10 de agosto de 2021, un oficial de Bancrédito autorizó una transferencia de $25,000 de la cuenta de esa EBI en FirstBank con la terminación 9763 a una cuenta en Citibank con la terminación 0116.

Según el registro de la Comisión Federal de Elecciones en esa misma fecha, el SuperPac “Salvemos a Puerto Rico” registró un donativo de $25,000 por parte de “Bancrédito Holding” y la cuenta bancaria de ese SuperPac se encuentra en una sucursal de Citibank en la capital federal.

💬Ver comentarios