Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Ignacio Álvarez, principal oficial de Popular Inc. indicó que Banco Popular recortó sus gastos por $24.4 millones al gastar menos en el mantenimiento de inmuebles reposeídos, ejecuciones hipotecarias, publicidad y menos comisiones e incentivos a empleados. (Archivo / Gerald López)

A pesar del alza en el número de contagios por COVID-19, Puerto Rico va a tener que seguir “experimentando” entre restringir ciertas actividades como barras o limitar el acceso a las playas y permitir otras, pues la economía local “no aguantaría” otro período de encierro restricto para atajar la pandemia, opinó el principal oficial ejecutivo de Popular Inc. (BPOP), Ignacio Álvarez.

💬Ver comentarios