Oriental Bank originó unos $673.6 millones en nuevos préstamos -en su mayoría, financiamientos comerciales y de auto-, durante  el segundo trimestre
de este año.
Oriental Bank originó unos $673.6 millones en nuevos préstamos -en su mayoría, financiamientos comerciales y de auto-, durante el segundo trimestre de este año. (Archivo / El Nuevo Día)

El Principal Oficial Ejecutivo de OFG Bancorp (NYSE:OFG), José Rafael Fernández, aseguró ayer que el sector empresarial de Puerto Rico denota “optimismo”, un sentimiento que podría traducirse en un nuevo ciclo de inversión en la isla y en el caso del conglomerado financiero, en una oportunidad para fortalecer su posición en el mercado y mayores desempeños de cara a la segunda mitad del 2021.

En una conversación telefónica con analistas, Fernández no se atrevió a asegurar que se “ha tocado fondo” en lo que respecta al financiamiento de préstamos comerciales en Puerto Rico.

Pero el banquero subrayó que aproximadamente la mitad de los financiamientos comerciales otorgados durante el pasado trimestre aportaron nuevo capital a empresas dispuestas a expandir sus negocios a raíz del impulso que han provisto los fondos federales para hacer contrapeso a la pandemia del coronavirus.

“Estamos muy satisfechos con el crecimiento de nuestra cartera de préstamos comerciales que vimos durante el trimestre. Cuando miro la línea de proyectos y la actividad que estamos viendo en ambos segmentos, en negocios pequeños y medianos, nos anima la actividad que estamos viendo”, dijo Fernández.

Durante el segundo trimestre de este año, Oriental Bank originó unos $673.6 millones en nuevos préstamos -en su mayoría, financiamientos comerciales y de auto- o casi 25% más que lo originado en el segundo trimestre del 2020.

Esa producción contribuyó a que la matriz de Oriental Bank cerrara el segundo trimestre del 2021 con ingresos netos de $40.8 millones o unos 78 centavos por acción diluida. En el segundo trimestre del 2020, cuando el sector financiero quedó sujeto a las restricciones operacionales que se impusieron por la pandemia, la matriz de Oriental Bank registró unos $20.2 millones en ingresos netos o unos 39 centavos por acción diluida.

Desde el colapso del sector en el 2010, la actividad prestataria en Puerto Rico ha ido en picada sin visos de mejora. Para el 2008, justo cuando se pinchaba la burbuja inmobiliaria, la cartera de préstamos en Puerto Rico llegó a alcanzar $84,930 millones según datos de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF). El año pasado, la cartera de préstamos en Puerto Rico se ubicó en unos $49,798 millones en el primer trimestre de este año, según datos del regulador.

“Si esto es un punto de inflexión, quisiera ofrecer una respuesta convincente. Quién sabe. Tal vez lo veremos por el espejo retrovisor, pero lo cierto es que todo comienza a verse incrementalmente de una manera más positiva y tenemos la esperanza de que continúe en los siguientes a medida que la economía se mueva de la reconstrucción a la expansión”, dijo Fernández.

El impacto de los fondos federales

“Claramente, la economía se está beneficiando de la cantidad masiva de fondos federales para la reconstrucción y el Covid-19”, dijo Fernández. “Estamos viendo los efectos de esto en todos los negocios”.

Fernández conversó con los analistas que siguen el título bancario para discutir el desempeño del conglomerado naranja durante el segundo trimestre del 2021, un período en que Oriental redimió sus acciones preferidas -lo que supone ahorros de $1.6 millones en el pago de dividendos- y tramitó la condonación del 75% de los Préstamos de Protección de Nómina (PPP, en inglés) otorgados por durante la primera ronda de ayudas federales a los negocios como resultado del Covid-19.

El Congreso estadounidense creó el programa PPP de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, en inglés) como parte de la ley federal CARES para que las empresas retuvieran a sus empleados, aunque estas no pudieran operar como resultado de las restricciones a la actividad económica para frenar el avance de la pandemia. SBA perdona el préstamo si el comercio o empresa utilizó el dinero para pagar la nómina de sus trabajadores u otros gastos inherentes al negocio como el pago de la renta.

De acuerdo con Fernández y la principal oficial financiera de OFG, Maritza Arizmendi, quien también participó de la conferencia telefónica con los analistas, la institución financiera se ha beneficiado en diversos planos de la liquidez provista por los fondos federales.

Los consumidores han optado por cancelar o reducir sus deudas, mientras otro grupo importante de consumidores ha optado por comprar propiedades o refinanciarlas.

Según Fernández, Oriental –donde ocho de cada 10 empleados ya están vacunados contra el Covid-19- ha centrado su producción hipotecaria en préstamos convencionales, es decir, de conformidad con los criterios de las empresas de hipotecas Fannie Mae y Freddie Mac, por lo que dicha producción se vende al mercado secundario. Mientras, la producción de préstamos garantizados por la Administración de Financiamiento de la Vivienda (FHA) se empaqueta en bonos Ginnie Mae que Oriental busca mantener en su cartera de inversiones.

Oriental registró el mayor nivel de originación de préstamos nuevos en el pasado año y medio, lo que ayudó a mantener el balance promedio de la cartera de préstamos en $6,600 millones, pero en igual período vio un descenso de 72 puntos base en el margen neto interés (NIM), ubicándose a junio pasado en 4.22%.

Al concluir el segundo trimestre de este año, el balance promedio de los depósitos básicos también acreció hasta ubicarse en $8,960 millones, pero en relación al segundo trimestre del 2020, los depositantes recibieron menos intereses.

De igual forma, los ingresos de Oriental como resultado de los cargos por servicios financieros que pagaron los clientes sumaron unos $31 millones o 34% más que en el segundo trimestre del año pasado.

Al cierre del segundo trimestre, la reserva para posibles pérdidas crediticias representaba el 3.06% de la cartera de préstamos, excluyendo los préstamos PPP y las pérdidas netas en préstamos apenas representaron el 0.13%. Los activos totales se estimaron en $10,462 millones.

💬Ver comentarios