( Archivo)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Sin mucho ruido, Banesco gestionó unos $26 millones en préstamos de emergencia bajo el Programa de Protección de Nómina (PPP) de la Administracion de Pequeños Negocios (SBA, en inglés), informó la líder de la institución financiera en la isla, Maritza Abadía.

De acuerdo con Abadía tan pronto SBA anunció el comienzo de la iniciativa dirigida a que los empresarios mantuvieran a su personal en nómina en medio de la pandemia por el coronavirus, la institución logró procesar unos 125 préstamos de los cuales, al menos 96 ya habían sido aprobados.

El proceso de trámite de estos financiamientos continuará hasta que la agencia federal que garantiza su repago así lo determine.

Según Abadía, el promedio de los préstamos gestionados por Banesco en la isla rondó unos $270,000, cifra que evidencia que, en su mayoría, la institución apoyó a empresas pequeñas y de mediano alcance en Puerto Rico.

Abadía indicó que en la primera ronda, hubo múltiples aspectos técnicos que entender para procesar los financiamientos, en especial, porque no todo tipo de empresas cualificaban para el PPP.

La banquera agregó que la institución que dirige, se esforzó por asistir a empresas locales que, a su vez, interesaban preservar su talento humano y que en ocasiones, tramitaron préstamos de empresas que no son clientes frecuentes del banco, habida cuenta que estos no lograban agilizar los procesos en otras instituciones financieras en la isla.

“Estamos hablando de miles de empleos que se pudieron conservar. Quizás por nuestro tamaño pudimos ser mucho más agiles”, relató Abadía.

“Estos préstamos (PPP) son atractivos porque se acumulan los intereses y luego, se pudiese solicitar la condonación si cualifica. Si el cliente es disciplinado, es una oportunidad beneficiosa”, comentó Abadía.

La banquera manifestó que en la segunda ronda de préstamos, la SBA adoptó varios controles para evitar el acaparamiento por parte de grandes préstamos, por lo que, el programa podría ayudar a un número mayor de empresas y se asignaron fondos para apoyar a hospitales y hospederías.

Según Abadía, aunque el fuerte de Banesco en Puerto Rico son clientes comerciales, reconociendo lo complicado de la coyuntura, la institución también ha adoptado una postura proactiva otorgando múltiples moratorias.

“A nosotros nos agrada que el cliente trabaje con las reservas, les exhortamos a que creen ciertas reservas para días como estos, pero también hemos otorgado moratorias”, dijo Abadía.

Al presente, Banesco ha otorgado moratorias equivalentes al 15% de su cartera de préstamos.

Banesco en Puerto Rico es parte de Banesco USA.


💬Ver 0 comentarios