Isla Gorce, en Miami Beach, donde se ubica el lujoso complejo.
Isla Gorce, en Miami Beach, donde se ubica el lujoso complejo. (Shutterstock)

Aguas cristalinas, palmeras y calor. Esa es la realidad de quienes viven en Miami, uno de los destinos más visitados de Estados Unidos.

Según la Miami Association of Realtors (la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami), los argentinos son de los principales extranjeros que deciden invertir en el mercado inmobiliario de la ciudad y una nueva oportunidad apareció para este público en la Isla Gorce, popular por sus propiedades exclusivas.

Frente a un contexto de escasez de oferta de viviendas y terrenos en la zona, el Grupo inmobiliario Jills Zeder puso a la venta un complejo de villas de lujo por $170 millones, a donde los inversores acuden en búsqueda de privacidad y seguridad. Se trata de una propiedad cerrada de 11,600 metros cuadrados (m²)con cuatro casas particulares que tienen vista a la Bahía de Biscayne y el centro de Miami y se encuentran a unos pocos metros del barrio North Beach.

¿Cómo son las casas?

Las residencias parte del complejo son de distintas dimensiones y estilos decorativos. Por ejemplo, la casa más grande tiene cinco dormitorios, cinco baños completos y otros cinco inodoros. Mientras, otra de dos plantas es un poco más chica con dos inodoros menos que la más amplia y hay otras más pequeñas con solo dos dormitorios, dos baños completos y medio, además de una casa de huéspedes y una bodega.

Aún así, todas comparten sus grandes ventanales que iluminan los espacios y permiten disfrutar de la vista al mar, ya que la villa cuenta con más de 180 metros de acceso al mar directo.

Las fachadas varían cada uno en su estilo. Por ejemplo, una tiene un estilo colonial típico con sus paredes blancas y tejas rojas alargadas, mientras que otra tiene las paredes más rosadas y techo más plano. Por dentro, algunas están decoradas con un estilo clásico en el que predomina la madera oscura mientras que otras apelan a un estilo más moderno con espacios claros y pisos de mármol blanco.

Para disfrutar del aire libre, todas las villas tienen su propia pileta y muelle privado con acceso al mar. Sin embargo, la inmobiliaria destaca por sobre todo el gigante parque privado que comparten llamado  “Domaine de la Paix et de l’Amour”  (Dominio de la Paz y del Amor). Allí abunda la vegetación y varían las especias de árboles plantados, como palmeras, bananos y robles, intercalados por senderos de piedra de coral. En el centro, tiene una glorieta de mármol rodeada de arbustos prolijamente podados, canteros de flores de distintos colores y una fuente de agua, como también tienen algunas de las villas en sus entradas.

💬Ver comentarios