Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Antes de acudir a una subasta de propiedades como esta, los potenciales compradores casi nunca tienen acceso al interior. Dependen de sus indagaciones y de inspeccionarla por fuera para tener idea de en qué condiciones está y de cuánto debe en el CRIM o de mantenimiento, cuando aplica.
Antes de acudir a una subasta de propiedades como esta, los potenciales compradores casi nunca tienen acceso al interior. Dependen de sus indagaciones y de inspeccionarla por fuera para tener idea de en qué condiciones está y de cuánto debe en el CRIM o de mantenimiento, cuando aplica. (Pablo Martínez)

En una reducida oficina del piso 8 del Centro Judicial de San Juan, dos alguaciles sentados tras sus escritorios encaran a nueve personas que, en silencio, esperan que el reloj marque las 10:00 a.m. del 2 de agosto de 2023.

💬Ver comentarios