La decisión de abandonar la búsqueda activa en esta muestra de personas ávidas por comprar, pero indispuestas a poner sus necesidades reales y salud financiera en juego, no debe extrañar en este mercado que acumula lecciones de los 15 años de descensos en valores inmobiliarios.
La decisión de abandonar la búsqueda activa en esta muestra de personas ávidas por comprar, pero indispuestas a poner sus necesidades reales y salud financiera en juego, no debe extrañar en este mercado que acumula lecciones de los 15 años de descensos en valores inmobiliarios. (Shutterstock)

“Estoy lista a 100% para comprar: precualificada, con ahorros, trabajo, pero siento que como está el mercado no puedo competir, que ni estoy en la carrera”, manifestó Nicole Olmeda, de 32 años, sobre su proceso de buscar casa en el área noreste por los pasados cuatro años.

💬Ver comentarios