Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Además de los bancos y el Departamento federal de la Vivienda, entre otros, muchos municipios disponen de listas de propiedades declaradas como estorbos públicos que podrían ser rehabilitados.
Además de los bancos y el Departamento federal de la Vivienda, entre otros, muchos municipios disponen de listas de propiedades declaradas como estorbos públicos que podrían ser rehabilitados. (Vanessa Serra Díaz)

En un mercado de vivienda donde la demanda por unidades nuevas o existentes es mayor que la oferta, las propiedades reposeídas y vacantes pueden verse como una vía para reducir esa brecha.

💬Ver comentarios