El ingeniero y empresario Federico Sánchez Febles, fundador de la firma de construcción y desarrollo Interlink.
El ingeniero y empresario Federico Sánchez Febles, fundador de la firma de construcción y desarrollo Interlink. (Archivo)

El ingeniero y empresario Federico Sánchez Febles, fundador de la firma de construcción y desarrollo Interlink, falleció anoche.

Sánchez Febles se graduó de ingeniería civil de Rensselear Polytechnic Institute y tenía una maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Harvard. Tras trabajar en otras compañías, fundó Interlink en 1977, siendo su primer proyecto la renovación del hotel Condado Plaza.

A lo largo de su carrera profesional, la firma de Sánchez Febles desarrolló más de 3,000 unidades de viviendas en Puerto Rico para todos los niveles socioeconómicos. Entre sus proyectos más emblemáticos figuran desarrollos hoteleros como el St. Regis Bahía Beach Resort en Río Grande y el hotel Sheraton en el Distrito de Convenciones; desarrollos comerciales como Centro Europa en Santurce y proyectos de envergadura como la renovación del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.

Además, en su cartera se destacan también Las Casitas en El Conquistador en 1995 y 2004, City View Plaza, el hotel Sheraton en el Centro de Convenciones en Miramar, el hotel El Convento en 1997, el edificio residencial Cosmopolitan en Miramar, frente a la Laguna del Condado, y el hotel AC en la avenida Ashford en Condado.

Los valores que destacaban a Sánchez Febles fueron muchos, entre ellos la honestidad en los negocios, el enfoque en la calidad, el compromiso con la excelencia, y el tratar el entorno urbano y ecológico con cuidado y sensibilidad, todos ellos pilares de la firma que continúa hoy en manos de la segunda generación.

Se mantuvo como presidente de Interlink hasta el 2006 cuando tomó el mando su hijo Federico Sánchez Ortiz, mientras él pasó a ser presidente de la junta de directores.

A través de su carrera, le dedicó mucho esfuerzo a causas benéficas sirviendo en las juntas de la Universidad del Sagrado Corazón; El Museo de Arte de Ponce: La Fondita de Jesús; Fondos Unidos; Colegio de San Ignacio y Colegio Puertorriqueño de Niñas.

Le sobreviven su esposa Elisita Ortiz Brunet, con quien estuvo casado 56 años, sus hijos Federico y Claudia, Ricardo y Carla, y Elimari y Javier, y 10 nietos.