Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Presidente de la Asociación de Constructores prioriza el desarrollo de vivienda asequible

El desarollador Agustín Rojo Montilla, quien asume la presidencia de la Asociación de Constructores de Puerto Rico, indicó que también se enfocará en sumar mano de obra y buscar cómo agilizar los permisos

1 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Agustín Rojo Montilla, nuevo presidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico. (JORGE_COLON )

Al jurar este miércoles como presidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico (ACPR), Agustín Rojo Montilla fijó como sus prioridades impulsar el desarrollo de vivienda asequible, agregar más mano de obra a la industria y buscar cómo agilizar el proceso de permisos.

“Seguiremos colaborando estrechamente, tanto con organizaciones aliadas del sector privado como con el gobierno, para adelantar los esfuerzos para la aprobación de legislación necesaria dirigida a fortalecer la industria de la construcción y el desarrollo de bienes raíces en general que, al final, son elementos de suma importancia para nuestro diario vivir y calidad de vida”, expresó Rojo Montilla, socio gerente de VRM Companies.

El desarrollador, con experiencia en la banca hipotecaria y la construcción de proyectos en Puerto Rico y República Dominicana, ocupará el cargo por dos años.

“La prioridad es seguir fomentando viviendas y construcciones seguras, promover el desarrollo formal, organizado y en cumplimento con las buenas prácticas y, a través de estos desarrollos, atender las necesidades de nuestras comunidades para impulsar nuestra visión de un Puerto Rico de avanzada en el que nuestra población quiera quedarse, criar a sus familias y progresar”, agregó Rojo Montilla en su mensaje.

Uno de los oradores invitados a la ceremonia, que se llevó a cabo con casa llena en el hotel Sheraton del Centro de Convenciones, fue James Tobin, principal ejecutivo de la National Association of Home Builders (NAHB).

Tobin, quien antes de este rol era el principal cabildero de este gremio, indicó que la industria enfrenta dos retos específicos: la distribución de transformadores eléctricos y la necesidad de educar más talentos.

Pero también mencionó que Puerto Rico encara el riesgo de que, si Donald Trump vuelve a ser presidente de Estados Unidos, busque cómo revertir asignaciones de fondos de recuperación que aún no se han desembolsado.

“Puedo prometerles esto: no importa quien gane, nuestro compromiso es que nos vamos a asegurar de que los fondos disponibles continúen fluyendo a Puerto Rico, sin importar quien esté en la Casa Blanca”, afirmó Tobin.

Por otro lado, Tobin pronosticó que para finales de 2024 espera ver que “las tasas hipotecarias se estabilicen más cerca del 6% que del 6.5%: .

“Si vemos que las tasas bajen más cerca del 6%, esperamos que las personas en vivienda existente, personas que tienen hipotecas muy bajas, que han estado reticentes a mudarse por nuevo empleo o para estar más cerca de los hijos, se animen y abran más el suplido de vivienda”, abundó. “Hay tanta demanda acumulada de vivienda, ya sea unifamiliar o multifamiliar y, lo más importante, vivienda que sea asequible”.

Por ello, instó a los legisladores y funcionarios presentes en la audiencia a hacer su parte para reducir los cargos gubernamentales que encarecen la construcción.

“Les daré mi estadística favorita. Para las casas de nueva construcción, la carga regulatoria promedio es casi 25%. Eso es a nivel local, estatal y federal. Para las unidades multifamiliares, es casi 43%. Si reducimos la carga regulatoria solo un poquito, esos ahorros van directamente al propietario o inquilino para hacer la vivienda más asequible”, expuso Tobin.

En Puerto Rico, esos cargos incluyen permisos con los municipios y múltiples agencias, exacciones por impacto (impact fees), fianzas y arbitrios de construcción.

Sobre este último renglón, el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández prometió en su intervención que adelantará un proyecto para diferir los arbitrios de construcción, a fin de que los desarrolladores los paguen en una etapa más adelantada del proyecto, en vez de tener cargarlos contra una línea de crédito antes de siquiera poner la primera piedra.

La toma del juramento de Rojo Montilla y la directiva de la ACPR estuvo a cargo del expresidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Federico Hernández Denton.

A los actos también asistió el gobernador Pedro Pierluisi, quien destacó los logros de la pasada presidenta Vanessa De Mari Monserrate. Entre estos, destacó la firma de la Ley 1 de 2024, que elevó los máximos de precio para las viviendas de interés social a un rango de $170,000 a $190,000.

La ACPR estima que con los nuevos parámetros se podrán construir cerca de 5,000 unidades nuevas.



Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: