Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los fondos federales que recibió la isla después del huracán María impulsaron, en gran medida, la venta de alcohol en los supermercados, “liquor stores” y colmados. (GFR Media)

Los puertorriqueños siempre han disfrutado mucho el beber cervezas, y darse el palito de ron o de whiskey, y en los últimos años algunos han descubierto también el mundo del vino y han comenzado a consumir tintos, blancos o espumosos. Sin embargo, la venta de bebidas alcohólicas se había estancado en tiempos recientes, pero esa racha se detuvo el pasado año cuando los comercios registraron alzas de doble dígito en prácticamente todas las categorías.


💬Ver 0 comentarios