La hospedería estuvo cerrada desde los sismos de enero. (GFR Media)

La reciente reapertura del hotel Copamarina Beach Resort & Spa, en Guánica, es motivo de esperanza en que la zona suroeste se está levantando de la situación que ha enfrentado desde finales del año pasado con los sismos y réplicas que se han sentido desde entonces en la zona.

Así lo afirmó Carla Campos, directora de la Compañía deTurismo, durante la inauguración del primer hotel Aloft en Puerto Rico y el Caribe, el primero de una serie de proyectos en desarrollo en el área del Distrito de Convenciones, en San Juan.

La funcionaria advirtió que Puerto Rico debe acostumbrarse a la “nueva realidad” de experimentar movimientos de tierra, como ha estado ocurriendo desde diciembre del año pasado. Así, dijo, lo han hecho otros lugares que se mantienen como destinos turísticos, como California, Chile y México, entre otros.

Aunque señaló que los últimos tres meses del año pasado se alcanzaron cifras récord de visitantes a la isla, admitió que los movimientos telúricos afectaron la industria turística y la economía durante el mes pasado. Sin embargo, comentó que esto no es razón para que no siguieran los desarrollos programados en la isla, así como más habitaciones de hotel disponibles para que Puerto Rico pueda ser sede de grandes eventos.

A pesar de que reconoció la reciente reducción de vuelos de la línea aérea Jet Blue, comentó que este mes otras líneas aéreas le han asegurado un alza en la cantidad de visitantes a la isla.

Por su parte, la gobernadora Wanda Vázquez Garced, coincidió en como eventos como el huracán María y los recientes movimientos de tierra han afectado a la isla. No obstante, destacó que el año pasado cerró con la mayor cantidad de asientos vendidos en aerolíneas en la última década. También resaltó la cantidad de viajeros en cruceros que llegaron el año pasado.

“Se está trabajando arduamente para continuar desarrollando el turismo. Puerto Rico sigue abierto para el turismo y para hacer negocios”, sostuvo.

Sobre el Distrito de Puerto Rico, comentó que su futuro desarrollo incluirá salas de cine, capacidad para 800 personas, atracciones como un “zip line” y un centro futurista de entretenimiento con una serie de pantallas LED.


💬Ver 0 comentarios