Lo que debes saber sobre el nuevo servicio de la megatienda en la isla.

Con 18 bombas de gasolina y un sistema de pago netamente digital integrado en cada una, la primera gasolinera de Costco abrió hoy, viernes, sus operaciones en la Avenida 65 de Infantería en Carolina, con miras a atraer a más puertorriqueños a su cadena de clubes de ventas al por mayor.

Esta mañana, la gasolinera causó furor al ofrecer precios de 63 centavos por el litro de gasolina regular y 72 centavos por el de combustible premium, a pesar de que el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) sugiere precios al menos seis centavos más altos en ambos casos.

La venta de combustible será solo para los clientes de Costco con membresía. Al igual que sus otros productos, Costco mercadea su gasolina bajo la marca Kirkland.

Pese a que cientos de consumidores pasaron por allí a la hora del almuerzo, un arreglo de seis filas con tres bombas de gasolina cada una ha permitido a Costco mantener la espera promedio por debajo de los tres minutos, constató El Nuevo Día.

“La filosofía de Costco es comprar a buen precio y, en vez de embolsillarnos el ahorro, se lo pasamos directamente a los socios. Si tú quieres pagar ese precio, tienes que ser socio de Costco”, dijo el gerente de la megatienda en la avenida 65 de Infantería, Anthony López, a preguntas de este medio.

Aunque no reveló cuál es su margen de ganancia, el gerente dijo que es suficiente para mantenerse en positivo a esos mismos precios e indicó que siempre buscará ser el más competitivo, pese a las fluctuaciones del mercado.

En cuanto a la calidad de su gasolina, Costco afirma que añade hasta cinco veces más aditivo para la remoción de depósitos que la cantidad sugerida por la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), por lo que su combustible se ha ganado el sello de Top Tier Detergent Gasoline.

“Adicional a eso, nuestro combustible no tiene etanol. Les garantizo que, en el momento que aquí en Puerto Rico se produzca una gasolina que dé hasta los 93 octanos sin etanol, nosotros somos los primeros que vamos a distribuirla”, aseguró su gerente asociado, Michael Rosa.

López y Rosa supervisan 18 estaciones de recarga con gasolina regular (87 octanos) y premium (91 octanos), además de un equipo de cinco empleados que dirige el tránsito y ayuda a los consumidores a pagar por su gasolina directamente en la bomba con tarjetas de crédito Visa, débito con número secreto y las alternativas exclusivas de sus socios. El efectivo no es opción.

La venta de comida, bebidas y otras provisiones no es parte de su modelo de negocios. Para esos víveres, indicó López, los socios pueden cruzar el estacionamiento a la megatienda antes o después de llenar su tanque.

“La competencia es saludable. Si por nosotros estar aquí, las otras (gasolineras) bajan dos o tres centavos sus precios, pues le extienden ese beneficio al pueblo”, abonó el gerente.

“Precios predatorios”

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina de Puerto Rico, Rafael Mercado, denunció que Costco está vendiendo su gasolina hasta tres centavos por debajo del precio que pagan los detallistas para sacarlos del mercado.

“Esos precios predatorios lo que buscan es aniquilar todo lo que tenga en la periferia. Nadie puede competir con ellos ahora. Los detallistas ya no tenemos tela de dónde cortar”, sentenció el líder del gremio que impugnó en corte, sin éxito, la aprobación de la primera gasolinera Costco en la isla.

Asimismo dijo que “los únicos que pueden hacerle la competencia, a esos precios, son los mayoristas”.

Mercado enfatizó que la venta de bebidas, comida y otras provisiones en sus mercados de conveniencia se vuelve cada vez más importante para las gasolineras.


💬Ver 0 comentarios