Los dueños de funerarias indicaron que continuan ofreciendo los servicios como de costumbre para que tengan la oportunidad de despedir a sus seres queridos de la manera en que consideren apropiado.

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com

La Asociación de Funerarios de Puerto Rico desea informar que “cremar no es obligatorio”, ante la interpretación que le ha dado el pueblo puertorriqueño a la orden ejecutiva emitida por la gobernadora referente al manejo de cadáveres a raíz del COVID-19.

Es preciso aclarar que de ninguna manera es obligatoria. La cremación sigue siendo una opción a discreción de los familiares”, sostuvo Eduardo Cardona, presidente de la Asociación de Funerarios de Puerto Rico (AFPR).

Nosotros continuamos llevando a cabo enterramientos regulares con participación limitada y sin velorio, pero ofreciendo siempre todos nuestros servicios para despedir a sus seres queridos dignamente, incluyendo velatorios virtuales”, agregó Cardona.

La confusión surgió por razón de la pandemia que arropa al mundo entero, dando la falsa impresión de que lo único que está permitido es la cremación, cuando no es así. Muchas personas tienen esa idea errónea, según el presidente de la AFPR, y se sorprenden cuando la funeraria les indica que pueden sepultar a sus muertos del modo tradicional, con la excepción ya descrita.

“Por tal motivo orientamos al pueblo a que sepan que continuamos ofreciendo nuestros servicios como de costumbre para que tengan la oportunidad de despedir a sus seres queridos de la manera en que consideren apropiado, según las circunstancias, y dejando claro que la cremación es otra alternativa adicional, pero no la regla”, puntualizó Cardona.


💬Ver 0 comentarios