(semisquare-x3)
Denisse Ramírez, elabora exfoliantes naturales; Carmín Rodríguez produce helado de café bajo la marca Cafeli, y Valeria Santiago confecciona el “Herbal Iced Tea”, a base de poleo y limoncello. (Suministrada)

Utuado.- El empresarismo en el sector agrícola y en el área de procesamiento  y elaboración creativa de alimentos tiene un valioso recurso en el recinto de Utuado de la Universidad de Puerto Rico (UPR), donde esas disciplinas son su principal producto. 

Allí, la mayoría de los estudiantes se especializa en Tecnología Agrícola, una concentración académica que les confiere el título de tecnólogos agrícolas y que los pule en la producción, operación y mercadeo de productos  agropecuarios. 

 “Estamos creando un perfil profesional único. No es similar a Mayagüez, porque ellos preparan agrónomos, que es un científico agrícola. En este caso es doble el valor, porque tengo una persona con conocimiento especializado pero que lo practica”, explicó el profesor y economista agrícola Javier E. Pérez Lafont, en entrevista con El Nuevo Día.

Como parte de su formación, los estudiantes ponen manos a la obra y no solo venden productos frescos, sino también algunos procesados. Entre esa variedad figuran la piña fresca, el helado de café y coquito, los pasteles, y hamburguesas de gandul.

Pero la práctica no se limita a la etapa de producción, sino que se extiende al mercadeo. En días recientes, el grupo se movilizó a la plaza del mercado de Caguas, para ver cómo funciona ese mercado y posteriormente acudieron a vender sus productos. La experiencia, relataron los estudiantes, fue más que satisfactoria. 

“Lo que estamos tratando es que desde la misma universidad se confronten con la realidad de lo que les espera en el mercado”, expresó Pérez Lafont.

Todos los productos que se ofrecen en el mercado pasan por el cedazo de grupos focales donde los estudiantes del curso opinan sobre los mismos. Luego, se llevan a toda la comunidad universitaria, que también da su insumo. Este proceso, señaló el profesor, permite que los productos se vayan transformando a través del tiempo.

Pérez Lafont detalló que en el recinto de Utuado hay un total de 842 estudiantes y 322 de estos son de Tecnología Agrícola, que es cerca del 40% del total estudiantil. Estos terminan sus grados asociados en dos o tres años. 

El recinto ofrece también un bachillerato en Agricultura Sustentable, que se asegura que es único en Puerto Rico y  el Caribe, que promueve también el emprendimiento, pero incorporando técnicas sustentables como la agroecología y la agricultura orgánica. 

Para la fase de mercadeo de esos productos, el recinto cuenta también con un proyecto de incubadoras de empresas llamada Génesis Agroempresarial, que prepara a los estudiantes con la perspectiva de negocios. Tienen además un acuerdo colaborativo con AgroInnova en Caguas, donde los estudiantes que quieren comercializar sus productos pueden utilizar esas instalaciones, sus licencias y permisos. Además, reciben asistencia si quieren registrar sus productos.

“Vemos la agricultura como ese sector de promesa, de oportunidad, para nuestros estudiantes. Necesitamos este colegio abierto para que salgan esos profesionales de valía que nos ayuden a levantar el agro puertorriqueño”, afirmó el profesor, en torno a los reclamos que se han hecho para el cierre de este recinto como parte de los ahorros fiscales con los que debe cumplir el sistema de la UPR. 


💬Ver 0 comentarios