Una góndola vacía de “hand sanitizers” de la farmacia Borinquen Towers, en San Juan, evidencia la falta de disponibilidad de estos productos. (GFR Media)

Las compañías distribuidoras de desinfectantes, jabones antibacteriales, alcohol, mascarillas y otros artículos que pueden ayudar a evitar el contagio de coronavirus COVID-19 continúan recibiendo estos productos, aunque en cantidades menores a las solicitadas debido a la alta demanda a nivel mundial de estos artículos.

“Los abastos en todo el mundo están comprometidos y no son suficientes para la demanda actual”, explicó Ángel Torres, presidente de Plaza Provision, empresa que distribuye Lysol, cuyos desinfectantes son fabricados fuera de Puerto Rico por la empresa británica global Reckitt Benckiser. “En Puerto Rico no es diferente. Tan pronto empezó el virus, empezaron a agotarse los productos en las tiendas”, dijo.

Indicó que los productos más vendidos en estos días son los aerosoles y toallitas húmedas desinfectantes Lysol. “Se disparó la demanda hace más de un mes y el suplido no ha sido suficiente. En Plaza Provision hemos llevado el tema del suplido para la isla a los más altos niveles de Reckitt Benckiser y hemos conseguido que se continúe el suplido del producto, pero no de las órdenes completas”, detalló el ejecutivo, cuya empresa distribuye Lysol a supermercados y tiendas por departamentos.

Torres recalcó que los desinfectantes seguirán llegando a la isla, aunque en cantidades menores a las usuales. “Exhortamos a los consumidores a que sean considerados, eviten el pánico y el acaparamiento, pues habrá productos llegando a Puerto Rico”, insistió.

A su vez, informó a los consumidores que Lysol tiene otros productos que son igual de efectivos que los aerosoles y “wipes” y que aún quedan en las tiendas, como el “All Purpose Cleaner” y los que sirven para limpiar cocinas y baños. “Lo aplicas en un paño y lo pasas por encima de las superficies como si fuese el ‘wipe’”, recomendó Torres.

Por su parte, Jorge Hernández, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Droguería Betances, que distribuye productos y medicamentos a farmacias independientes, informó que los desinfectantes de manos, los jabones antibacteriales, las mascarillas y el alcohol para uso médico son los artículos que han experimentado el mayor aumento en ventas desde los terremotos de enero pasado. “Luego se incrementaron aún más por el coronavirus. Estamos a más del doble (de las ventas) que antes de que esto ocurriera”, dijo.

Indicó que los suplidores, como no pueden satisfacer la demanda en la isla ni en el resto del mundo, suplen menos mercancía de la solicitada. Lo que reciben, lo distribuyen a la mayor cantidad posible de comercios para que todos puedan tener los productos.

Apuntó que la empresa sigue de cerca lo que sucede en los países donde se fabrican estos y otros artículos, como las medicinas. Muchos ingredientes activos se producen en China, país donde comenzó la pandemia de Covid-19, y una gran cantidad de medicamentos se terminan de fabricar en India, que decidió limitar la exportación de ciertas medicinas para atender su brote de coronavirus.

Sin embargo, Hernández sostuvo que los suplidores de medicamentos han asegurado que el producto terminado que mantienen en almacenes fuera de China e India es suficiente para satisfacer la demanda de los próximos cuatro a seis meses.


💬Ver 0 comentarios