Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ivonne Ithier, propietaria de Enhorabuena. (Suministrada)

“Una confitería rústica puertorriqueña”. Así describe Ivonne Ithier su empresa Enhorabuena, que por 17 años ha deleitado a una creciente clientela, y con su amplia demanda evidencia el poder de una pequeña empresa apoyada en una sólida filosofía de negocios.


💬Ver 0 comentarios