María acelera el paso hacia la energía renovable (horizontal-x3)
Elon Musk, fundador de Tesla. (Archivo / AP)

Antes de que el multimillonario Elon Musk, fundador de Tesla, anunciara que donaría a Puerto Rico unos $250,000 para ayudar en la recuperación del país tras el paso del huracán María, El Nuevo Día supo que ya la empresa estadounidense se encontraba en conversaciones con el gobierno local en aras de proveerle soluciones más eficientes que ayuden a mejorar la infraestructura de la  Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

A la fecha, Tesla ha enviado a la isla a través de sus revendedores autorizados cientos de baterías para cubrir la demanda local de estos equipos ante la carencia de energía tras el colapso de la infraestructura de la AEE. No obstante, una fuente confirmó que esos equipos están para la venta y no necesariamente representan una donación por parte de la empresa estadounidense. Aunque, sí dijo que un equipo de expertos de Tesla ya está en la isla trabajando con ciertos proyectos críticos asistiendo en la energización de esas instalaciones. 

Por su parte, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy, confirmó que en estos momentos trabajan con Tesla en una etapa de planificación para resolver el aspecto técnico y  buscar las formas más eficientes de cómo hacer los trabajos. 

“Están evaluando cuáles van a ser los requisitos eléctricos y de instalación para determinar lo que hace falta. Estamos en la etapa de proveer la información que ellos necesitan para determinar qué es lo que ellos pueden hacer, dónde lo pueden hacer y cómo lo pueden hacer”, explicó.

Señaló que bajo la situación actual el enfoque que tiene Tesla es uno de impacto humanitario. “Ellos lo que quieren hacer es que lo que hagan tenga un impacto social importante”, detalló. 

Y añadió, “aún estamos en la etapa de emergencia y de salvar vidas. Pero, parte del proceso de recuperación  será el repensar qué infraestructura necesitamos nosotros para salir adelante y de manera sostenible. Queremos atender una situación a corto plazo pero con un elemento de planificación a largo plazo”.

Aunque dijo que lo importante en estos momentos es que el esfuerzo que se haga sirva para identificar políticas y proyectos que le permita al país tener un sistema que sea más sostenible y ecoamigable. A lo que indicó que, sin duda alguna, la energía renovable en lo que tiene que ver con los productos solares y batería son elementos importantes en esta ecuación.

Por su parte, Máximo Torres, propietario de la empresa de paneles solares y baterías, Máximo Solar con sede en Aguadilla y oficinas en San Juan y Orlando, señaló que ellos, como revendedores autorizados, tienen un inventario saludable de los productos de Tesla entre los que se encuentran las baterías Powerwall, para casas y negocios pequeños. 

“Nosotros tenemos actualmente unos 13 equipos de instaladores que están capacitados en los productos de Tesla y estamos tratando de aumentar ese número a unos 20”, señaló.

El propietario expresó que ante la crisis que dejó María ha impulsado a las personas en la isla a buscar otras alternativas no tradicionales de energía como es la instalación de paneles solares y baterías.

El también ingeniero reconoce que la tecnología que ofrece Tesla a través de sus baterías Powerpack, como una solución de fuente de energía a gran escala, podría ser una alternativa de gran beneficio para estabilizar el suministro del servicio que ofrece actualmente la AEE en el país.

Torres expresó que a través de su empresa ya se han instalado en Puerto Rico cientos de sistemas de generación de energía solar, tanto en casas como negocios, que actualmente no dependen del servicio que suple la red de la AEE. 

El director de Mercadeo de Máximo Solar, Derlin Muñoz, dijo que en los pasados días han recibido sobre 2,000 clientes. “Muchos de ellos ya vienen educados sabiendo lo que quieren. Lo que quieren es poder suplir energía suficiente para energizar la nevera, encender las luces y en ocasiones un aire acondicionado. Están conscientes de la necesidad de tener una alternativa”, dijo.

Actualmente la empresa se encuentra en el proceso de traer a la isla refrigeradores y neveras solares que alivien los costos de carga energética a las familias.

De igual forma, dijo que estas alternativas de productos están teniendo mucha demanda entre los pequeños comerciantes y dueños de negocios de comida ambulante como “food trucks”.

Explicaron que para estas soluciones existen modelos de financiamiento disponibles con intereses desde 2.99%. Sin embargo, indicaron que cada sistema se ajusta a la necesidad del cliente por lo que los costos pueden variar desde los $700 hasta los $30,000.


💬Ver 0 comentarios