Una viajera sentada junto a cajas de mascarillas para la cara y respiradores, espera en el aeropuerto internacional de Beijing, en China. (The Associated Press)

Aunque el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ya confirmó seis casos de coronavirus (2019-nCoV) en los Estados Unidos y espera por el diagnóstico de otros 121 pacientes bajo observación en 36 diferentes estados de la nación, la agencia federal informa que el riesgo de contraer el virus por el contacto con paquetes o el consumo de productos importados de China u otras partes del mundo es muy bajo.

Basándose en su experiencia con el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), ambos homólogos genéticos del 2019-nCov que la Organización Mundial de la Salud (WHO) acaba de declarar una emergencia internacional, el CDC opina que la importación de productos no representa un riesgo inminente de infección.

“En general, debido a la poca capacidad de supervivencia de estos coronavirus en superficies, es probable que exista un riesgo muy bajo de propagación (del 2019-nCoV) a través de productos o empaques que se envían durante un periodo de días o semanas a temperatura ambiente”, explica la agencia federal.

Asimismo, añade que los coronavirus son generalmente transmitidos por gotas respiratorias, más comúnmente intercambiadas entre personas durante una conversación a corta distancia o un estornudo.

“Actualmente, no hay evidencia que apoye la transmisión del 2019-nCoV asociado a los bienes importados”, informa el CDC. Tampoco se han reportado casos asociados a los bienes importados.

De hecho, hasta ahora los seis pacientes de coronavirus confirmados en los Estados Unidos contrajeron el virus después de entrar en contacto con un portador del virus en Wuhan, China, el epicentro del brote.

Dos de ellos fueron reportados en los condados de Los Ángeles y Orange de California. Al sureste de California, otro caso fue confirmado en el condado de Maricopa en Arizona. En la punta noroeste de la nación, en la ciudad de Everett en Washington, se confirmó otro.

En la ciudad de Chicago, Illinois, se han confirmado dos casos del coronavirus. Chicago es una de las grandes ciudades estadounidenses con vuelos directos a Puerto Rico.

Al CDC le quedan más de 120 muestras de 36 estados diferentes por analizar, pero, hasta ahora, Florida, el principal centro de distribución de mercancía con destino a Puerto Rico, no ha confirmado casos de 2019-nCoV.

Por su parte, el director de operaciones de FedEx Express, Rolando Medina, resaltó que las restricciones impuestas por el gobierno chino a los envíos entrantes y salientes del país, especialmente aquellos saliendo de Wuhan, pueden afectar el tiempo de entrega a otras regiones del mundo.

FedEx, cuya operación se extiende a casi cada rincón del mundo, explicó Medina en expresiones escritas a El Nuevo Día, “está suministrando máscaras quirúrgicas y toallitas con alcohol a los vendedores y miembros del equipo”, así como “suministrando gel antibacterial y desinfectando las instalaciones en áreas donde se han producido brotes”.

Aunque quizás las fechas de entrega se atrasen, el CDC reitera que el riesgo de contraer el coronavirus por contacto con paquetes o productos, incluyendo los alimentos, es poco probable.


💬Ver 0 comentarios