Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Soldados de la Reserva del Ejercito de Estados Unidos entregan diesel en el hospital HIMA San Pablo de Caguas. (horizontal-x3)
Soldados de la Reserva del Ejercito de Estados Unidos entregan diesel en el hospital HIMA San Pablo de Caguas. (Alex Figueroa Cancel)

El huracán María trastocó el estructurado sector de combustible, y el cambio perdurará, al menos en el renglón de diésel, por los próximos dos años, aseveró el gerente general de Total Petroleum en Puerto Rico.

En entrevista con la prensa de Negocios, Pierre Emmanuel Bredin indicó que la demanda para diésel es ahora cinco veces más alta que antes de los ciclones Irma y María. Sostuvo que aunque regrese el servicio eléctrico, el incremento en el número de generadores y las obras de reconstrucción mantendrán la demanda de diésel alta en el futuro cercano.

Antes del paso de los huracanes, la demanda de diésel de Total era 1,100 barriles diarios, una cifra que se había mantenido estable desde principios de año. Hoy, la empresa despacha 5,500 barriles diarios, y hubo días después del paso de María que llegó a despachar hasta 8,000 barriles por día. Este incremento súbito provocó que se impactara desde el suplido y la importación de combustible, hasta el almacenamiento, el despacho, así como la cantidad y tamaño de los camiones donde se carga el diésel y la gasolina.

“Ha sido un gran aprendizaje y estamos agradecidos a nuestros empleados, camioneros, detallistas que hicieron lo indecible por servir la gran necesidad de combustible”, sostuvo Bredin, quien indicó que al presente hay abiertas el 91% de las 205 estaciones Total.

Una decena de estaciones tuvieron daños severos y no podrán reabrir hasta el año próximo, agregó el ejecutivo. 


💬Ver 0 comentarios