Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Sin tregua la demanda por combustible (horizontal-x3)
Si bien las filas ya no son de nueve horas, aún hay estaciones en las que hay que esperar hasta 45 minutos. (Archivo/GFR Media)

Desde finales de agosto, el margen de ganancias de los detallistas y mayoristas de gasolina está congelado y permanecerá así hasta, por lo menos, principios de noviembre, manifestó ayer el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO).

Con ello, el DACO busca frenar que el precio de la gasolina, diésel y gas licuado se dispare sin control ante el aumento en demanda que han registrado estos tres productos debido, entre otras razones, al paso del huracán María por la isla. Aunque las filas ya no son de nueve horas como ocurría en los primeros días después del azote de María, aún en varias estaciones de gasolina alrededor del país se forman filas –de hasta 45 minutos– para adquirir combustible.

En entrevista con El Nuevo Día, Michael Pierluisi, señaló que “la orden es temporera. Lo que ocurre es que hemos sufrido varios eventos atmosféricos. Después de Harvey el precio de la gasolina subió muchísimo durante dos semanas. La orden ayudó a que no se abusara del alza en precio. Si no hubiese estado la orden, quien sabe si el litro hubiese subido a un dólar”.

La mayoría de las estaciones ya están en operaciones, según las cifras del DACO hay 927 abiertas. Sin embargo, la demanda es tal que el suministro se le agota más rápido que antes, lo que las obliga a cerrar por varias horas o hasta que vuelvan a recibir combustible. Esto ha hecho pensar a algunos consumidores que existe escasez del producto.

Tanto Pierluisi, como Luis Sepúlveda, presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina (ADG), negaron que haya escasez. “Todos los detallistas con los que he hablado tienen abastos suficientes. Lo que pasa es que la demanda está alta y seguirá así hasta que no energicen más sectores”, dijo Sepúlveda en referencia a la demanda de gasolina y diésel.

Mientras, el titular del DACO indicó que Puerto Rico tiene inventarios de gasolina para 25 días. En gasolina hay 1.3 millones de barriles y otros 1.1 millones de barriles de diésel.

Por su parte, Carlos Lasanta, economista y asesor de Pierluisi, señaló que a nivel internacional los precios de la gasolina han aumentado 16 centavos por galón en el mes de octubre. El alza obedece, en gran medida, a la interrupción en la producción de las refinerías que causó Harvey en la costa del golfo. La producción ha mermado entre 200,000 y 250,000 barriles diarios, según Lasanta.

Multas

No obstante, hay detallistas que han aumentado su ganancia en más de 20 centavos por galón, lo que viola la orden del DACO. Hasta ayer, los inspectores de la agencia habían multado a 72 detallistas, quienes se exponen a una multa de $10,000.

Pierluisi dijo que han multado también a detallistas por no tener copia de la factura de compra. Asimismo, inició una investigación a los distribuidores de diésel a domicilio, ya que a ellos también les aplica la congelación del margen de ganancias.

El secretario extendió ayer la ordende congelación de ganancias, y estará vigente hasta el jueves, 9 de noviembre. La misma aplica a la venta de gasolina, diésel y gas licuado. La primera orden de congelación entró en vigor el 25 de agosto, previo a la llegada del huracán Harvey por la costa del golfo de México.

En el caso de los mayoristas, la congelación continúa aplicando al margen de ganancia que tenían al momento de emitirse la primera orden. Mientras, para los detallistas el máximo de ganancia será lo que resulte menor entre: el margen de ganancia congelada al 25 de agosto más cuatro centavos por galón; o 20 centavos por galón para estaciones de auto servicio o de 25 centavos para las de servicio completo.


💬Ver 0 comentarios