En Puerto Rico, hay mayor prevalencia en los incidentes de robo de identidad, pero también se registran casos de órdenes por internet que nunca llegan, según la FTC. (Archivo)

Un amigo te pide dinero de forma urgente por un mensaje de Whatsapp; ves un anuncio atractivo por Facebook y pagas por una mercancía que nunca llega; recibes un email con un cupón tentador para el ciberlunes de Amazon pero es un mensaje falsificado y ahora cibercriminales tienen tus datos de acceso. Estos son tres ejemplos de las estafas y ataques más comunes a los que se exponen los usuarios de Internet.

Aunque los señuelos varían según lo que esté de moda o en mayor demanda, como sucedió con las mascarillas N95 en marzo, con los fondos federales por pandemia en verano y ahora con los especiales navideños, las tácticas son similares. Por ello, aquí compartimos 10 medidas que puedes tomar para reducir tu riesgo de caer en una estafa o de que tus datos privados y financieros queden expuestos, según la Comisión Federal de Comercio (FTC, en inglés):

  1. En el móvil: No hagas clic en enlaces enviados por mensaje de texto, buzón de Instagram, Messenger o Whatsapp si provienen de usuarios que no conoces o si son peticiones extrañas de tus amigos y contactos. Si un amigo te pide dinero por mensaje o comparte mensajes urgentes, no des clic. Mejor llama a la persona para verificar si le sucede algo.
  2. Al recibir llamadas pregrabadas (robo calls), no contestes. Cuelga de inmediato.
  3. No respondas ni hagas clic en anuncios y ofertas no solicitadas. Borra los mensajes de inmediato.
  4. Si ves una oferta de mercancía que te llama la atención en Facebook o Instagram, pero no conoces la tienda, no hagas clic. Busca en Google el nombre de la compañía con términos como “querella” (“complaint”) o “fraude” (“scam”) para verificar si es legítima y si se han registrado quejas en su contra. Cuando se creó, ¿hay reseñas creíbles sobre su mercancía, tiene dirección física y números de contacto? Si tienes duda, mejor busca la mercancía en otro portal que conozcas o en una plataforma como eBay o Amazon, con políticas de reembolso y atención al cliente cuando algún paquete no llega.
  5. Reporta las cuentas que hacen anuncios fraudulentos. Los usuarios pueden ayudar a las compañías y a las autoridades como la FTC a detectar esquemas.
  6. Paga con tarjeta de crédito o con PayPal, porque puedes disputar las transacciones si resultan en fraude e incluso recibir reembolso por mercancía no recibida.
  7. Protege la computadora manteniendo actualizado tu software. Muchas de estas actualizaciones son parchos para tapar fallas de seguridad que los hackers pueden explotar.
  8. Usa un programa que detecte intrusiones y códigos maliciosos como virus. Hay varios gratuitos en el mercado y, si tu sistema operativo es Windows, puedes activar las herramientas de seguridad, que incluyen el firewall Microsoft Defender.
  9. No compartas tu contraseña de Amazon o eBay con otras personas. Tampoco los credenciales para accedera a la cuenta de tarjeta de crédito o de banco. El temor no es solo que ese familiar o amigo abuse de la cuenta y tú quedes como responsable por transacciones ajenas. También puede que esa persona no guarde la información bien y quede expuesta a terceros.
  10. Activa la verificación de dos pasos en tus cuentas de Google, Apple, redes sociales, tarjetas de crédito, y sitios de compras como Amazon y eBay. Así, cada cierto tiempo o cuando hay intentos de entrar a estas cuentas desde otros dispositivos, recibes una notificación y un código único para confirmar tu identidad por email o mensaje de texto.