El fallo del Tribunal Federal ocurrió a raíz de una prohibición del Departamento de Agricultura a la entrada de semillas verdes de café a Puerto Rico, a pesar de que la importación había recibido el aval de las autoridades federales. (archivo)

El Departamento de Agricultura de Puerto Rico no apelará la orden del Tribunal Federal que le impide intervenir con la importación de semillas y productos agrícolas cuya entrada al país fuera previamente aprobada por las agencias federales.

El secretario Carlos Flores informó a El Nuevo Día que la agencia utilizará “otras estrategias” que consisten en ajustar sus reglamentos a los de las agencias estadounidenses para evitar futuros conflictos.

El juez federal Gustavo Gelpí emitió un interdicto permanente contra Flores y el Departamento y les prohibió intervenir de forma alguna con la importación de semillas de café por parte de la empresa Siembra Finca Carmen, LLC, propiedad de Puerto Rico Coffee Roasters.

Las empresass radicaron el recurso, que impugnó con éxito los poderes de Agricultura para pasar por encima de la autorización que otorgaron las agencias federales para la entrada de las semillas.

“Prácticamente esa es la recomendación que da el magistrado, nos da esa oportunidad de que lo que Puerto Rico desee, que se solicite a través de la agencia federal”, dijo Flores.

Indicó que el objetivo es no tener dos tipos de reglamentos. “Uniformemos la permisología para la entrada de semillas a Puerto Rico y eso va a hacer más fuerte el proceso y más seguro”, añadió.

La armonización de los reglamentos y políticas de importación de productos, explicó, se hará a través de reuniones con las agencias federales para revisar reglamentos y disposiciones y hacer los cambios que se necesiten.

“Vamos a tener todo coordinado para cuando vengan con la aprobación federal. Lo que se está retando es que el estado no tiene jurisdicción sobre la legislación federal”, expresó.

Flores adelantó que la coordinación de esa reglamentación se hará con todos los productos cuya importación incluya o conlleve una cuarentena porque pueden representar peligro de entrada de plagas al país.

“Los más pronto posible, ya estamos con fechas de reuniones”, dijo refiriéndose al tiempo que tomará este proceso.

Empresarios solicitan reunión

Por su parte, los propietarios de la empresa de café Baldacci pidieron al Secretario una reunión para discutir los mecanismos para que se les permita entrar a la isla las semillas de café verde que interesan para el desarrollo de su negocio.

El proyecto de los empresarios es el desarrollo de una torrefacción de especialidad para ofrecer a clientes locales e internacionales granos de café de diferentes orígenes, tostado por ellos a su gusto, y mercadearlo en mezclas de granos, como lo hacen las torrefacciones de especialidad en el resto del mundo.

La dificultad mayor que han enfrentado es que para este tipo de producto se utiliza grano verde y hasta ahora el Departamento de Agricultura local ha impedido su entrada a pesar de que, al igual que en el caso donde se emitió el interdicto contra el Secretario, la importación de este grano ya fue autorizada por la agencia Animal and Plant Health Inspection Service (“APHIS”), adscrita al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Dicha entidad dispuso además las normas para el manejo del grano cuando entre a Puerto Rico.

“Nosotros en Baldacci nos reafirmamos en que la jurisdicción es federal y exhortamos al Departamento de Agricultura que se reúna con nosotros para comenzar ya el plan piloto que ya está autorizados por gobierno federal y así evitarnos buscar auxilio del tribunal”, expresó Manuel Cruzado, copropietario de la empresa.

Indicó que están haciendo las gestiones de contactar al secretario, pero este no ha respondido a sus mensajes. “Si no hay resultado de esas gestiones que estamos haciendo de buena fe, definitivamente ya comenzamos el proceso de evaluar ir al foro federal a buscar auxilio”, señaló.


💬Ver 0 comentarios