Las personas pueden realizar sus compras y órdenes a través de aplicaciones Android y iOS. (GFR Media)

Mientras las líneas de cruceros y aviones se preparan para encarar pérdidas multimillonarias debido al novel coronavirus (COVID-19), los servicios de entrega de víveres y alimentos preparados a domicilio se preparan para atender una mayor demanda en la isla.

En cuanto a los víveres, la cadena de supermercados SuperMax, que ya ha visto un incremento sustancial en la cantidad de ordenes completadas en línea en las pasadas dos semanas, indicó que adquirió siete nuevas vanes para reforzar la entrega a domicilio en comunidades desde San Juan hasta Ponce.

“Estamos viendo que las ventanas para entrega el mismo día se están llenando bien rápido, pero tenemos capacidad para delivery el próximo día, si la persona tiene un poco más de paciencia. Pero ciertamente tenemos mucha capacidad para que recojan sus compras en el supermercado”, dijo el presidente de SuperMax, José Revuelta, cuya flota de entrega ahora supera las 30 vanes.

Y aunque la demanda por su servicio en línea lleva en alza desde mucho antes de que el coronavirus estuviera en el panorama, Revuelta indicó que las compras por internet lógicamente surgen como la opción lógica para mitigar el impacto de la pandemia.

“Los empleados que entregan la compra la manejan con guantes desechables nuevos para cada entrega”, añadió Revuelta sobre una de las nuevas medidas que ha implementado en el servicio a domicilio, al igual que en el manejo de alimentos sueltos en las tiendas.

Lo mismo indicó el presidente de Econo, Eduardo Marxuach, quien cuenta con servicio de entrega a domicilio y recogido en 12 de sus supermercados desde Hatillo hasta Humacao.

Por otro lado, aquellos sin tiempo para cocinar e indispuestos a visitar sus restaurantes favoritos han acudido a los servicios de entrega de comida preparada al hogar.

“Ya los clientes nos están preguntando si vamos a seguir operando porque están nerviosos. La demanda ya está creciendo, pero creo que vamos a ver un pico bien fuerte cuando se empiecen a confirmar casos (de coronavirus en la isla)”, dijo la cofundadora y principal oficial ejecutiva del servicio de delivery Uva!, Laura Tirado, cuyo equipo administrativo ya trabaja de forma remota.

Pero con una mayor demanda, Uva! también tiene que velar por los estándares de higiene, por lo que Tirado ha reforzado los protocolos para sus más de 400 carreros en el área metropolitana.

“Estamos equipando a los carreros para que se laven las manos antes de recoger las ordenes y antes de bajarse del carro a hacer la entrega”, detalló Tirado, quien les proveerá a todos los carreros que lo necesiten un bulto térmico para aislar la comida del ambiente exterior.

Adicionalmente, su equipo está pronto a develar una nueva funcionalidad en la aplicación móvil que permitiría a los usuarios escoger “si quieren que dejemos la orden en la puerta y así no necesiten entrar en contacto con el carrero”, detalló la empresaria.

Y si los consumidores estadounidenses responden de forma similar a sus homólogos en China, las plataformas de “streaming”, como Netflix, Hulu y Disney+, podrían ganar más suscriptores.

De hecho, la firma de análisis de datos Apptopia recientemente reportó que, aunque las principales plataformas de video en China habían perdido terreno en los últimos meses, al cabo de febrero, cuando el coronavirus ya estaba en pleno apogeo en el país, se reportó un incremento sustancial en el consumo diario de videos en dispositivos móviles.


💬Ver 0 comentarios