La secretaria del Trabajo, Briseida Torres, no especificó cuándo la agencia comenzará el desembolso del beneficio de PUA a los ciudadanos que cualificaron. (Vanessa Serra Díaz)

El Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) reportó hoy que ha recibido 87,800 reclamaciones al programa de Asistencia de Desempleo por Pandemia (PUA, en inglés), de las cuales ninguna se ha traducido en desembolso de dinero a individuos porque fallas tecnológicas llevaron a la agencia a procesar las solicitudes de manera manual.

Así lo admitió esta tarde la secretaria del DTRH, Briseida Torres, durante una conferencia de prensa. El PUA es el programa, creado durante la pandemia de coronavirus COVID-19, que extiende los beneficios por desempleo a personas que trabajan por cuenta propia o a trabajadores que por diversas razones no cualifican para el desempleo regular.

La funcionaria aceptó que “casi 3,000 han sido entradas de manera manual, pero sabemos que cuando tenemos cerca de 90,000 solicitudes, no podemos trabajar de esa manera manual”.

Recordó que cuando se habilitó el sistema online para someter reclamaciones de PUA el pasado 28 de abril, hubo problemas con la tecnología trabajada por Evertec para el DTRH. “No es hasta el pasado 10 de mayo (casi dos semanas después) que nosotros tenemos las solicitudes de parte de Evertec y que nuestros empleados están atendiendo las mismas. Sin embargo, en la pasada semana, lo que hicimos es que de manera manual entramos estas solicitudes desde el pasado 4 de mayo”, explicó Torres.

Por lo tanto, la falla tecnológica alargó un proceso que, de ordinario, toma de dos a tres semanas desde que empleados del DTRH reciben la solicitud hasta que se determina si el ciudadano es elegible y recibe el beneficio.

La secretaria no dijo cuándo estas personas comenzarán a recibir el beneficio de PUA, que es de hasta un máximo de $190 semanales y, si el individuo cualifica, podría recibir también la ayuda suplementaria de $600 semanales por cuatro meses, contenida en la Ley federal CARES.

Sin embargo, se manifestó esperanzada en poder agilizar los procesos. “Estamos incrementando el número de personas que está atendiendo estas solicitudes. Tenemos acuerdos con diversos municipios. Hemos adiestrado a cerca de 95 personas en los municipios para que atiendan estas solicitudes y se unan a las 438 personas que tenemos trabajando solicitudes de desempleo general”, detalló Torres. “También tenemos acuerdos con los American Job Centers para que los consorcios abran y atiendan estas solicitudes y trajimos personal retirado, que eran empleados de desempleo del departamento para agilizar este proceso”.

“Continuamos con diversos mecanismos, tanto para aumentar el personal, como también solicitando a Evertec que agilice el proceso para implementar una automatización parcial que nos permita agilizar ese proceso y que algunas de ellas no tengan que esperar las dos o tres semanas, sino que sea mucho más rápido”, agregó la secretaria. “Ahora vamos a ver un incremento desde el domingo, que es que contamos con las solicitudes físicas”.

Por otro lado, Torres aclaró que los ciudadanos que reciben el pago por desempleo regular pueden perder el beneficio si son llamados por sus patronos para que retornen a trabajar y se niegan a regresar. “Si usted es llamado a trabajar (y no acude), usted estaría entonces sin trabajo de manera voluntaria”, dijo la funcionaria. “Y si usted está en su casa de manera voluntaria pudiendo trabajar, ya sea de manera remota o porque su patrono es uno de los exentos y es llamado a ir a su lugar de trabajo, se le elimina ese beneficio”.

Añadió que como parte del proceso de aprobación de reclamaciones por desempleo regular, el DTRH avisa al patrono que el empleado está solicitando el beneficio. Por eso, instó a los patronos a notificar a la agencia cuando empleados que reciben la paga del seguro por desempleo se niegan a regresar al trabajo. “Estamos buscando maneras más automatizadas para que ese patrono pueda informar sobre esos casos, porque va a ser de mucha ayuda”, declaró.

El beneficio de seguro por desempleo es de hasta un máximo de $190 semanales y, si el individuo cualifica, podría recibir también la ayuda suplementaria de $600 semanales por cuatro meses, contenida en la Ley federal CARES.


💬Ver 0 comentarios