(semisquare-x3)
El secretario de Desarrollo Económico, Manuel Laboy; junto al director ejecutivo de la Aafaf, Gerardo Portela y el secretario de la Gobernación Raúl Maldonado, fueron panelistas durante el foro convocado por la Asociacion de Constructores. (Juan Luis Martínez)

Inversionistas, jefes de agencia, banqueros, expertos en finanzas y empresarios de la construcción se juntaron ayer en Santurce para profundizar en qué es y cómo Puerto Rico puede beneficiarse del programa federal Zonas de Oportunidad (OZ, en inglés).

El foro fue organizado por la Asociación de Constructores (ACPR) y la Cámara de Comercio (CCPR) para cubrir tanto las oporutinadades en inmuebles y proyectos de construcción, como para otros negocios y los servicios financieros.

“En pocas ocasiones este país ha tenido de frente una oportunidad tan evidente como la de los OZ”, aseveró Jorge Aldarondo, vicepresidente senior de Banco Popular.

Las OZ –creadas por la reforma contributiva federal– son un mecanismo para que individuos y empresas reinviertan ganancias de capital no realizadas en comunidades deprimidas. Al hacerlo, puede diferir los impuestos por un mínimo de 10 años. Más del 94% de Puerto Rico está clasificado como OZ.

El banquero recalcó la importancia de que con apoyo de las OZ se desarrollen proyectos no solo en vivienda e infraestructura, sino también en actividades económicas con mayor capacidad de actuar como multiplicadores, como la manufactura, la biofarma y la tecnología.

Indicó que durante 10 años “se han creado unas cantidades bestiales de riqueza” que las OZ incentivan desplegar, en vez de dejar ese capital sin utilizar. “Eso es lo que promueve a legislación y hace atractivo que ese dinero entre a producir nueva riqueza en Puerto Rico”, agregó.

Observó que el objetivo debe ser que, más allá del beneficio innegable a los inversionistas, los proyectos que se emprendan con este mecanismo desencadenen mejoras a la calidad de vida que a su vez ayuden a detener la migración.

No obstante, urgió a los desarrolladores y empresarios a presentar proyectos mejor enfocados: “Para nosotros realmente apoyar una transacción, la inversión tiene que tener sentido y ser rentable. El proyecto va a estar suscrito en su riesgo no por la ventaja contributiva, sino porque es viable en su plataforma y estructura de negocio”.

Por su parte, Emilio Colón Zapata, presidente de la ACPR, reconoció en un aparte con Negocios que las OZ son una herramienta potente para mejorar el acceso a capital, pero que por sí solas “no creo que van a dar un jonrón”. Explicó que esta impresión parte de que “se van a tener que apalancar muchas cosas y ponerlas a trabajar en conjunto, para lograr realmente aprovechar las oportunidades que tenemos con los fondos de FEMA y de CDBG junto con los inversionistas privados que están viniendo a Puerto Rico”.

A su vez, destacó la importancia de que la Legislatura se mueva a aprobar el complemento de una ley local que nivele el terreno de juego para los inversionistas residentes en Puerto Rico. Esa es la intención del proyecto de la Cámara 1887, enviado por la administración en noviembre y que, según el texto de la medida, propone exención total de arbitrios de construcción, crédito transferible de un máximo de 15% por inversión y diferimiento de la tributación de ganancias de capital que se invierta en un fondo de oportunidad calificado en Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios