El secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea. (GFR Media)

El secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea, anticipó hoy, miércoles, que contemplan comenzar la distribución de los incentivos del gobierno federal de $1,200 para paliar la crisis del COVID-19 durante la última semana de abril.

El funcionario explicó que ya algunos funcionarios federales, quienes pagan contribuciones sobre ingresos al gobierno estadounidense, ya comenzaron a recibir el incentivo directamente del Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos. Del mismo modo, se espera que las personas que reciben beneficios del Seguro Social reciban también los depósitos o cheques directamente del gobierno estadounidense.

Hacienda, entretanto, tramitará los incentivos para los beneficiarios del Programa de Asistencia Alimentaria (PAN), para los que solo radican planillas de contribución sobre ingresos a nivel local, y para aquellos que no rinden contribuciones ni participan de los programas de beneficencia. Únicamente este último grupo de personas tendrá que presentar una declaración informativa de ingresos antes de recibir el incentivo.

“A nivel de sistemas (de información) nos sentimos cómodos con poder hace llega estos beneficios”, dijo Parés Alicea en un programa difundido a través de la televisora del gobierno y sin acceso a periodistas de medios independientes.

En las últimas semanas de medidas extraordinarias como la imposición de un toque de queda y de un cierre forzosos negocios y actividades en el exterior, la gobernadora Wanda Vázquez Garced y gran parte de su grupo más cercano de funcionarios, han limitado las comparecencias abiertas a las preguntas de medios independientes. Todo esto ocurre en medio de un escándalo por la compra a sobreprecio de pruebas diagnósticas de COVID-19 a personas allegadas al gubernamental Partido Nuevo Progresista (PNP).

Parés Alicea indicó que el plan es que la gran mayoría de las personas reciba sus fondos a través de transferencias electrónicas de dinero, y no con cheques. De esa forma, se elimina parte del trámite que tendría que hacer el beneficiario del incentivo para acceder al dinero.

El gobierno planifica usar fondos propios para adelantar este incentivo a las personas en Puerto Rico y luego recibir el reembolso federal una vez se aprueben todos los procesos entre Hacienda y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

“Ahora mismo está bajo la ponderación de ellos (el Departamento del Tesoro)”, dijo Parés Alicea.

Bajo la ley federal, los individuos con un número de seguro social y a base delas planillas contributivas de 2019 o 2018 que tuvieron ingresos de hasta $75,000 recibirán un cheque $ 1,200, y $ 500 adicionales por cada niño dependiente. Las parejas que ganen hasta $ 150,000 recibirán $ 2,400, y $ 500 adicionales por cada hijo.

Los $1,200 se reducirán gradualmente - $5 por cada $100 adicionales de ingresos- para aquellos que ganen más de $75,000 hasta eliminarse totalmente al alcanzar los $99,000.

Para los matrimonios que hacen sus declaraciones de impuestos de forma conjunta, el cheque de $2,400 se reduce a partir de los $150,000 y desaparece al llegar a los $198,000.

Por otro lado, el secretario de Hacienda informó que han desembolsado el incentivo local de $500 a 127,000 empresarios por cuenta propia. Unos 3,000 casos quedan pendientes para evaluar. Las personas tienen hasta el 1 de mayo para solicitar este beneficio ante Hacienda.

En cuanto a los beneficios por desempleo, la secretaria del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Briseida Torres Reyes informó que, a partir de mañana, jueves, estarán ampliando la capacidad del centro de llamadas de la agencia para poder atender el incremento drástico en peticiones por desempleo.

La funcionaria indicó que lo normal en la agencia es recibir unas 100 llamadas al día solicitando el beneficio por desempleo. Esto incrementó drásticamente con la pandemia que ha llevado a 16 millones de personas a las filas del desempleo en todos los Estados Unidos.

La expectativa es que las llamadas continúen junto a los nuevos beneficios por desempleo que legisló el gobierno estadounidense para paliar la crisis que aumentan los beneficios de $190 a hasta $790 semanales.


💬Ver 0 comentarios