El secretario de Hacienda, Francisco Parés, indicó que en Puerto Rico se estarían beneficiando del incentivo federal cerca de 2.7 millones de ciudadanos. (Archivo)

El Departamento de Hacienda se propone desembolsar a partir de finales de este mes y principios de mayo el paquete de incentivos aprobado por el gobierno federal que otorga ayudas a individuos y a comercios para paliar la crisis económica que ha causado el coronavirus, solo si el Tesoro federal aprueba esta semana el plan presentado por el gobierno de Puerto Rico, indicó el secretario de Hacienda, Francisco Parés.

De ser aprobado el plan, los primeros en recibir la ayuda serían todo contribuyente que en su planilla sobre contribución de ingresos -correspondiente al año 2018 y 2019- haya registrado el número de cuenta bancaria, explicó el secretario de Hacienda. Para pagar a estas personas, el gobierno federal debe liberar $762.3 millones y Parés explicó que ya el gobierno cuenta con $400 millones en fondos estatales para adelantar los pagos y luego reembolsar el dinero con la asignación federal, siempre y cuando sea aprobado el plan sometido al Tesoro federal.

“De esto ser aprobado durante esta semana, el 27 de abril estaríamos en posición (de hacer los desembolsos). Esto es un programa que podría servir de ayuda a casi 2.7 millones de habitantes así que definitivamente se necesita implementar por fases. La primera fase sería (dirigida a) personas que hayan radicado planillas para el 2018 y 2019”, indicó Parés.

El estímulo económico, aprobado a finales de marzo por el presidente Donald Trump, debe permitir el envío de cheques de por lo menos $1,200 a la mayoría de los ciudadanos de la isla de un fondo de $250,000 millones. Asignaría $150,000 millones para estabilizar las finanzas de los gobiernos estatales y otorgaría cerca de $100,000 millones para hospitales, centros de salud y la adquisición de suministros médicos.

Otros $370,000 millones serían para préstamos a pequeños empresarios que pueden ser perdonados y $500,000 millones para rescatar a grandes corporaciones, como las aerolíneas. En fin, los residentes de Puerto Rico tendrán acceso a los beneficios del estatuto, quizá con hasta $2,240 millones de los $3,000 millones para estabilizar la situación fiscal de Washington D.C. y los territorios.

El secretario de Hacienda dijo que al enviar -hace dos semanas- el plan con los delineamientos propuestos para el desembolso, Puerto Rico se convirtió en el primer territorio americano en presentar la información requerida.

“En la medida que escribimos el plan, fuimos diseñando y haciendo la programación. Sometimos el borrador del plan y se ha continuado programando a base de esas presunciones. Hasta el momento, ninguno de los planteamientos en las conversaciones que he tenido con el IRS (Servicio de Rentas Internas) nos hace pensar que el plan vaya a cambiar dramáticamente. Si eso no ocurre y se aprueba (el plan) antes del 27 de abril, nosotros vamos a estar listos para cumplir con esos planes de trabajo”, recalcó el secretario.

“Naturalmente los que hayan radicado planilla 2019 que hayan informado la cuenta de banco, esos serían los primeros en recibir la ayuda directa. Esla más simple”, agregó.

El titular de Hacienda explicó que próximamente creará un portal a través de Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI) para que los contribuyentes que no entregaron en su planilla su número de cuenta bancaria puedan proveerle esa información a Hacienda. Ahora bien, aclaró que la planilla de contribución de ingresos correspondiente al 2018 no se radicó a través de SURI sino en otra base de datos.

Cuestionado sobre por qué la ayuda no se ha recibido en la isla pese a que ya comenzó a fluir en Estados Unidos, Parés dijo que como Puerto Rico no se rige estrictamente por el Código de Rentas Internas, debió entregar un plan al Tesoro federal para precisar cómo se haría el desembolso.

Hay reservas del Tesoro federal

Indicó que solo el Tesoro federal les ha expresado reservas respecto a tres asuntos planteados en el plan: sobre los beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), los jubilados que no rinden planillas sobre contribución de ingresos y los veteranos.

Parés dijo que todos estos grupos poblacionales recibirán el incentivo federal, pero el Tesoro ha expresado reservas sobre el mecanismo a usarse para su desembolso.

En el caso de los beneficiarios del PAN, el Tesoro federal no está de acuerdo con que el gobierno de Puerto Rico utilice la base de datos del Departamento de la Familia para el envío de los desembolsos. Parés dijo que la objeción del Tesoro federal se cimenta en que la reglamentación federal sobre el PAN quizás no permita utilizar el banco de datos de Familia para esos propósitos.

Agregó que en Estados Unidos le están requiriendo a todo recipiente del PAN que llene un formulario para recibir la ayuda.

“Nosotros desearíamos utilizar la información que tenemos del Departamento de la Familia para distribuirle los fondos a través de esa plataforma”, insistió Parés.

Respecto a los jubilados, la reserva concierne a la propuesta de Hacienda para que el Tesoro federal se encargue de enviar el estímulo a aquellos que no radican planilla sobre contribución de ingresos.

“Ellos (el Tesoro federal) quisieran que fuéramos nosotros (los que hagan el desembolso)”, apuntó Parés.

Recalcó que es importante que el retirado no haya sido reclamado como dependiente. “Eso es un parámetro a nivel federal”, indicó el secretario de Hacienda.

En cuanto a los veteranos, el reparo del Tesoro es el mismo que levantaron para con los jubilados de Puerto Rico. Hacienda prefiere que el desembolso lo haga directamente el gobierno federal por poseer toda la data para hacerlo, pero el Tesoro se inclina porque lo haga el gobierno de Puerto Rico, aclaró Parés.

¿Quiénes recibirán el incentivo?

Independiente a estos escollos, Parés aseguró que:

- Todo individuo con ingresos de $75,000 anuales o menos y cónyuges con ingresos en conjunto de hasta $150,000 al año recibirá el cheque de $1,200.

- Si se trata de un matrimonio que rinde planillas por separado, recibirá cada uno $1,200.

- Si el matrimonio presenta su planilla de contribución de ingresos en conjunto, entonces recibirán $2,400.

- También recibirán el cheque los cuentapropistas, los empleados exentos, los jubilados y los beneficiarios del PAN.

El gobierno federal enviará $500 por cada dependiente de 18 años o menos. Parés sostuvo que, en Estados Unidos, se estableció que esa ayuda estaría disponible por cada dependiente de 17 años o menos.

“Hasta el momento no se ha levantado un reparo sobre eso”, aclaró Parés.

Preguntado sobre qué mecanismos implementará el gobierno para evitar actos de corrupción y mal uso de los fondos federales, Parés dijo que ya se creó una cuenta bancaria exclusiva para estos fondos y mecanismos de transparencia.


💬Ver 0 comentarios