Con la orden administrativa de ORIL, los ganaderos serán compensados por las pérdidas de leche cruda que tuvieron tras el terremoto del 7 de enero de 2020. (archivo)

La Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL) inyectará una ayuda monetaria de emergencia a los productores de leche para aminorar el impacto de la serie de sismos que afectan al país y que provocaron una marcada reducción en sus ventas .

La aportación, que será distribuida entre los productores como parte de la liquidación de la quincena que culminó el 22 de enero, totaliza $337,204 y proviene del Fondo para el Financiamiento de Emergencias y Eventos Imprevistos que tiene esta industria.

Esta es parte de una orden administrativa emitida por el Administrador de ORIL, Jorge Campos, en la que también, se les repone el sistema de pagos ponderados a los productores de leche.

“Ese desembolso de fondos es una medida de emergencia por razón de los decomisos de leche cruda realizados como consecuencia del terremoto del 7 de enero de 2020 en Puerto Rico. El mismo será distribuido en el primer nivel donde todos los ganaderos participan, ya que todos los ganaderos aportaron a tal retención”, dijo Campos.

De vuelta al sistema de pagos ponderados

Ese primer nivel que Campos menciona es parte de la nueva estructura de pagos que ordenó el administrador. En esta orden establece dos niveles para las liquidaciones quincenales.

El primer nivel de pagos se compondrá de la leche cruda que retengan las plantas elaboradoras de leche fresca, Suiza Dairy y Vaquería Tres Monjitas, para la elaboración de productos, incluyendo el excedente. Un segundo nivel lo compone toda la leche que retenga la planta elaboradora INDULAC. La leche decomisada tanto en las plantas de tratamiento como a nivel de finca “se distribuirá en ambos niveles de forma proporcional al uso de los elaboradores en el periodo”, indica.

El retorno al sistema de pago ponderado, según Campos, se fundamenta en una investigación realizada por la ORIL que produjo dos conclusiones principales: que las plantas elaboradoras quieren pagar por la utilización de la leche que retienen y que el Sector de Leche de la Asociación de Agricultores “favorece un sistema de liquidación que distribuya equitativamente los ingresos generados en cada periodo”.

Por tal razón, concluye que “lo ideal para este momento histórico por el que atraviesa la Industria Lechera es que la liquidación se base en la producción y los usos que se da a tal producción por las plantas, repartiendo equitativamente los beneficios a todos los ganaderos”.

Este sistema, sin embargo, es rechazado por otro sector de ganaderos no afiliados a la Asociación.

Sin embargo, el presidente del Sector de Leche de la Asociación de Agricultores, Manuel Martínez, agradeció la determinación de ORIL de retornar al sistema de pago ponderado.

Esta nueva Orden de ORIL ha reestablecido el sistema de pago de dos niveles, que le hace justicia al productoreficiente y está fundamentada con evidencia y estudios científicos minuciosos realizados por la propia ORIL, no con improvisaciones. Con este nuevo modelo de liquidación el 100% de los ganaderos logra recobrar sus costos de operación, contrario al sistema previo donde el 40% de los productores ni siquiera recobraban los mismos,” sostuvo Martínez.


💬Ver 0 comentarios