El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal, José Carrión III, indicó que, a raíz de la pandemia del coronavirus, la JSF ha decidido poner todo “sobre la mesa”. (archivo)

El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), José B. Carrión, indicó este martes que el organismo fiscal reevalúa su propuesta para modificar la deuda de la isla, lo que incluye el acuerdo que recortaría las pensiones, según se pactó con el Comité Oficial de Retirados (COR).

Carrión indicó que, a raíz de la pandemia del coronavirus, la JSF ha decidido poner todo “sobre la mesa” y expresó que, en su carácter individual, no cree apropiado recortar las pensiones en este momento.

“Es evidente que Puerto Rico está confrontando una situación de tal magnitud que hay que reevaluar todo eso y eso implicaría reevaluar también la cantidad que pagaríamos en deuda y todo el plan de ajuste. Eso está por verse”, dijo Carrión en referencia al plan que la JSF propuso en el tribunal.

Estamos revaluándolo todo, incluyendo el recorte en la deuda y te seré sincero, también se está viendo el tema de las pensiones“ agregó Carrión en una entrevista radial en WKAQ Radio.

”Este tema no se ha conversado con profundidad todavía, estamos tratando de ser prudentes... estudiar la situación económica porque llevamos una semana en este tema (el coronavirus), pero yo personalmente, me inclinaría a no atender ningún tipo de recorte a las pensiones en este momento“, continuó el empresario.

Carrión destacó que el plan de ajuste lograba un recorte considerable en la deuda, pero admitió que “no estamos viviendo en el mismo Puerto Rico, no es el Puerto Rico con capacidad de pago que vivíamos hace unas semanas atrás“.

Acto seguido, Carrión dijo que “estamos alineados, juntos para confrontar la crisis”, confirmando el cambio de postura de la JSF hacia las finanzas públicas de Puerto Rico y la pandemia que ha dislocado al mundo.

El lunes, Carrión acompañó a la gobernadora Wanda Vázquez Garced cuando, en un mensaje al país, la mandataria develó un plan de respuesta económica por el COVID-19 que inyectará unos $787 millones mediante pagos directos a individuos y fondos para facilitar educación en línea y compra de equipos en hospitales para hacer frente a la crisis de salud pública.

“Estamos asumiendo una actitud y una posición prudente ante la situación que estamos confrontando para ver qué podemos continuar haciendo”, agregó Carrión.

Explicó que la respuesta del gobierno local ante la pandemia debe ir en armonía con el plan federal que se negocia en Washington.

Según Carrión, si esta semana se develó un plan de ayuda -desde el gobierno de Puerto Rico- ante la pandemia, ello responde a los esfuerzos de disciplina fiscal adoptados en los pasados años, Por ello, indicó que hay “suficientes fondos” para enfrentar la crisis de salud pública.

La semana pasada, El Nuevo Día reseñó que la JSF pediría al tribunal posponer la discusión del plan de ajuste del gobierno central, inicialmente programada para junio próximo.


💬Ver 0 comentarios