Los hermanos Porrata, Javier y Camelia, fundaron Ronpon hace casi tres años. (GFR Media)

Aunque gran mayoría de los comercios están cerrados, esto no ha impedido que los puertorriqueños puedan darse su gusto tomándose su copa de vino o comiéndose un helado o chocolate, ya sea para bajar el estrés o disfrutar de unas cervezas junto a la familia, mientras se protegen en su casa y evitan la propagación del coronavirus.

Y aunque los supermercados podrían tardar hasta dos semanas en entregar sus órdenes a domicilio, los colmados han llenado el vacío en la entrega de estos pequeños placeres o necesidades de último minuto con la entrega a domicilio el mismo día.

Así lo informó el fundador y principal oficial ejecutivo de Ronpon, Javier Porrata, quien vio crecer un 500% la cantidad de ordenes que su equipo de 150 carreros ha transportado entre colmados y residencias en el are metropolitana, desde que se instaló el toque de queda.

“La categoría de cerveza, licores y vinos siempre ha sido una de las más fuertes, pero estamos viendo que la gente está ordenando alcohol como si estuvieran reabasteciendo (sus reservas). Lo vemos porque se ha duplicado el precio promedio de cada orden”, a casi $65, en conjunto con las categorías de esenciales, como papel de inodoro, y antojos, como mantecado, indicó Porrata, quien no exige una compra mínima para la entrega a domicilio.

Y ya que es uno de los más ágiles en la cadena de suministros, a Porrata han llegado marcas de cerveza como Medalla Light, Heineken y Bell’s Brewery para promocionar sus productos en la plataforma digital de Ronpon.

Asimismo, el empresario boricua informó que, aunque no pretende competir con los supermercados, “los usuarios nos están usando para resolver o conseguir el mismo día lo que se les olvidó comprar en el supermercado”.

A esos artículos que los consumidores buscan con mayor frecuencia, ya sea por necesidad o por puro antojo, Ronpon añadió la leche, el pan, el café y los quesos, además de las palomillas de maíz, las papitas, el mantecado y los chocolates.

“Vemos muchas órdenes de puro alcohol, pero la gran mayoría vienen mezcladas. Esto es gente pidiendo dulces, papitas, chocolates y popcorn también”, dijo Porrata.

Sin embargo, la alta demanda ha llevado a Ronpon a hacer cambios drásticos a su operación para atender la mayor cantidad de personas sin romper la promesa de entrega el mismo día.

“Como es tanta la demanda, hemos tenido que limitar el horario (para poner órdenes) aún más que el toque de queda para poder cumplir con todas las órdenes del día. Pero estamos modificando el horario día a día, según vamos mejorando los procesos”, indicó su fundador.

En términos generales, uno de cuatro colmados de la cadena To Go Stores llena la órden, antes de que uno de los 150 carreros de RonPon la lleve a su destino final en San Juan, Guaynabo, Isla Verde o Trujillo Alto.

En cuanto a sus medidas de higiene, Porrata indicó que le provee guantes desechables a todos sus carreros y estos deben lavarse las manos cada vez que lleguen y salgan del colmado. Asimismo, su aplicación móvil le permite a los usuarios especificar si prefieren que el carrero deje su orden en la puerta.


💬Ver 0 comentarios