(semisquare-x3)
(GFR Media)

El representante por el Partido Nuevo Progresista Antonio “Tony” Soto dijo esta mañana que los empleados y empresarios que trabajan por cuenta propia tienen una alternativa para acogerse a la tasa contributiva opcional legislada el año pasado mediante las enmiendas al Código de Rentas Internas y que no tendrán que esperar porque el Departamento de Hacienda culmine un proceso de reglamentos internos para beneficiarse.

Como parte de las enmiendas al Código de Rentas Internas que se convirtieron en ley el año pasado, la Asamblea Legislativa aumentó la tasa contributiva aplicable de un 7% a un 10% a aquellos que trabajan por cuenta propia, pero también dio paso a un mecanismo en el que estos ciudadanos podían beneficiarse, sujeto a ganar menos de $100,000, a una tasa de 6% de retención en cada cheque sin tener que detallar los gastos y otras deducciones.

La tasa porcentual opcional aumenta a un 10% para los que ganan de $100,001 a $200,000 y sigue aumentando hasta 20% para los que ganan más de $500,000 anuales.

Mientras, sigue aplicable una tasa fija de 10% a aquellos contribuyentes que prefieren detallar sus gastos y deducciones y pagarían la contribución sobre su ingreso neto.

“Se aumentaba la retención al 10%, pero se aprobaba a su vez una tasa opcional para que el contribuyente tuviera la discreción de optar por ella y es una tasa escalonada de retención de 6%”, dijo Soto en un aparte con periodistas en su oficina.

“La tasa opcional libera a las personas que trabajan por servicios profesionales de tener que reportar sus deducciones. Se convierte en una tasa final y firme”, argumentó el también presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes.

Soto explicó que la intención legislativa era que ambas partes de la ley entraran en vigor simultáneamente el 1 de enero de 2019. “Sin embargo, la secretaria de Hacienda tenía la facultad de que por si había una razón en particular, decidir que una disposición no entrara en vigor. Decidieron que entrara en vigor la retención del 10%, pero pospuso la entrada en vigor de la tasa opcional porque no tendría listos los reglamentos y protocolos para manejar esa retención”, explicó.

El Departamento de Hacienda divulgó el 1 de febrero una circular, la 2019-02, en que establece aclara la intención legislativa.

“Hacienda, el 1 de febrero, notificó que esto se convertiría en ley para que los CPA y los empresarios tomaran conocimiento”, dijo.

Soto explicó que el Proyecto del Senado 1919, convertido en ley por el gobernador el 3 de febrero aclara la intención legislativa para que ambas partes entren en vigor de manera simultánea y le quita al secretario de Hacienda la facultad de posponer la entrada en vigor de una de las áreas. También establece un mecanismo para que un individuo que trabaje por cuenta propia, con una declaración jurada, pueda establecer en qué escala de ingreso se ubicará al finalizar el año.

“Le puede decir al patrono o el cliente que le retenga el 6% porque estaré por debajo de $100,000”, dijo Soto. “Esa declaración sería suficiente para que Hacienda entre en conocimiento”.

Según Soto, el empleado por cuenta propia a quien se le haya retenido el 10% y consigne mediante declaración jurada que su intención es acogerse a la tasa opcional, recibirá un crédito de Hacienda por la retención en exceso. “Si retuvieron a base del 10%, le retuvieron demás y tendrán que brindar un reintegro”.

A preguntas, Soto dijo que si el empleado por cuenta propia declara que ingresará menos de $100,000, pero devenga al final del año más que esa cantidad, “ese diferencial lo tendrá que pagar”.

“Hacienda va a recibir tu informativa de servicios rendidos”, dijo.

Soto dijo que entre finales de febrero y principios de marzo radicará un proyecto con enmiendas adicionales técnicas al proyecto que enmendó el Código de Rentas Internas.


💬Ver 0 comentarios