Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Los casinos han apostado a la tecnología, con tragamonedas de monitores a colores y que parecen videojuegos. Hay máquinas que cobran desde un centavo hasta $25 por jugada. (Luis Alcalá del Olmo)

En la mañana de un día de semana, seis hombres hacen sus apuestas alrededor de la ruleta, al tiempo que una pareja juega en unas máquinas que lucen más como videojuegos que como tragamonedas, pues el protagonista es el legendario Pac-Man. Mientras, el alboroto de otra máquina -que no traga monedas, sino billetes- llama la atención de los demás jugadores hacia una pantalla con la palabra más ansiada del casino: “Jackpot!”.


💬Ver 0 comentarios