Las compras por internet han ayudado a prevenir que los supermercados se vuelvan un mayor foco de infección en la isla. ([email protected])

Los principales supermercados de la isla han establecido centros de apoyo al cliente, mejorado la capacidad de sus servidores o hasta duplicado su fuerza laboral para atender la demanda sin precedente por los servicios de compra en línea y entrega a domicilio durante el toque de queda.

Indicaron que las personas de 50 años o más ya representan hasta un 25% de los consumidores que entran diariamente a hacer sus compras en línea para prevenir el contagio de coronavirus.

Mientras tanto, la diáspora en al menos 46 de los 50 estados ha ordenado la entrega a domicilio de víveres a sus ancianos de vuelta en la isla, todo a través del internet.

“Estamos triplicando nuestro nivel de órdenes, pero, realmente, yo veo que la necesidad del país es 25 veces lo que nosotros estábamos vendiendo (antes del toque de queda). Por eso nos movemos a seguir expandiendo y abriendo nuevas ventanas (de entrera y recogido)”, dijo el presidente de SuperMax, José Revuelta.

Su fuerza laboral exclusiva a la tienda en línea alcanzó 270 empleados la semana pasada, pero Revuelta pretende contratar otros 230 para duplicarla, ya que “el factor limitante es el número de empleados que tenemos llenando las órdenes en la tienda”.

A eso hizo eco el principal oficial de mercadeo de Supermercados Econo, Esteban Colón, quien hizo hincapié en que más personas deberían optar por recoger sus compras a las afueras de la tienda.

“Lo que tratamos de fomentar es que el consumidor trate más el servicio de recogido porque es el sistema operacional más fácil para cumplir efectivamente con más consumidores. También mantiene el distanciamiento social”, ya que los consumidores rara vez necesitan interactuar con el empleado que monta la compra en su baúl, dijo Colón.

Y luego de que miles de personas inundaran su aplicación móvil debido a una noticia falsa sobre una supuesta escasez de comida en Puerto Rico, Econo indicó que ha ajustado su consumo interno de datos para mejorar la rapidez y estabilidad del servicio en línea a sus clientes.

Por su parte, la directora ejecutiva de Supermercados Selectos, Mayreg Rodríguez, optó esta semana por establecer un centro de llamadas para atender preguntas, especialmente de adultos mayores que recién comienzan su transición a la plataforma digital de compras.

“Estamos hablando de personas que están probando esto por primera vez porque no quieren salir de sus hogares. Nos preguntan si vamos a poder entregarle la compra y le decimos que, aunque llegue con algo de retraso, sí lo vamos a hacer”, aseguró Rodríguez, quien atendió más de una decena de estas llamadas ayer y la mayoría de las personas al otro lado del teléfono eran ancianas.

A este esfuerzo, Selectos ha dedicado cerca de unos diez empleados a tiempo completo. También comenzó ayer su servicio de recogido en la tienda de Corozal.

Cambian las tendencias

Este incremento en el uso de aplicaciones móviles para realizar las compras de la canasta básica de alimentos se extiende más allá de las fronteras de Puerto Rico, ya que los supermercados han recibido órdenes de casi todos los estados contiguos de Estados Unidos.

“Estamos viendo muchas personas de afuera que están comprándole a sus familiares acá (en Puerto Rico). Principalmente, estamos hablando de jefas de familia que están haciéndole la compra online para ayudar a sus familiares”, explicó el director de tecnologías de información de SuperMax, David Cintrón.

Asimismo, Cintrón indicó que su aplicación ha visto hasta 2,500 usuarios simultáneos desde que la gobernadora Wanda Vázquez firmara la orden ejecutiva 2020-23 a mediados de marzo. “Esto representa un 600% más de lo habitual y, como resultado entraban órdenes cada 6 segundos”, dijo.

A largo plazo, Colón cree que el efecto neto de estas tendencias relámpago será menor que el la industria ve en estos momentos, pero que “definitivamente, las compras en línea están aquí para quedarse. Un porciento grande de usuarios nuevos que probaron la plataforma, se dieron cuenta de la facilidad y se van a quedar online después que pase la crisis”.

Refuerzan protocolos contra el coronavirus

Estos tres supermercados ya habían implementado medidas como limitar a 50 la cantidad de clientes dentro de la tienda, establecer horarios preferenciales para los adultos mayores, desinfectar más frecuentemente las superficies más comunes en todas sus tiendas y proveerle guantes a empleados que no solían usarlos antes de la pandemia, pero algunos ya preparan medidas más agresivas.

Econo, por ejemplo, ahora medirá la temperatura de todos sus consumidores, empleados y suplidores antes de permitirle entrar a la tienda. Si la persona registra una temperatura mayor a los 38 grados Centígrados (100.4 grados Fahrenheit), no podrá entrar y se le recomendará acudir a un profesional de la salud.

A su vez, Selectos planifica implementar un sistema de un solo carril en los pasillos de sus supermercados para agilizar las compras y reforzar el distanciamiento físico de seis pies que sugieren las autoridades.

Sobre todo, los ejecutivos de los tres supermercados enfatizaron que la comida sigue llegando a sus almacenes como de costumbre, por lo que exhortaron a la ciudadanía a mantener la calma.

"Los almacenes están llenos de comida, pero tienen que darnos tiempo para poder llenar las góndolas", expreso Rodríguez.


💬Ver 0 comentarios