Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El alcalde de Toa Baja, Bernardo Márquez, dijo que comenzará a acoger algunas de las recomendaciones de ULI, particularmente la de designar enlaces entre comunidad y gobierno. (GFR Media)

En el Municipio de Toa Baja, donde el huracán María dejó devastación y ocho muertes por ahogamiento, la comunidad tiene la oportunidad de apalancar fondos federales y usar el desastre como catalítico para convertirse en un pueblo planificado, resiliente y listo para encarar futuros retos y desastres naturales.


💬Ver 0 comentarios