Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Ariadna Godreau Aubert, directora de Ayuda Legal  Puerto Rico. (GFR Media)
Ariadna Godreau Aubert, directora de Ayuda Legal Puerto Rico. (GFR Media)

A falta de leyes y reglamentos que brinden opciones para los inquilinos que enfrentan dificultades para pagar la renta de su vivienda debido a la pandemia del COVID-19, lo único que los separa del desahucio es que la Rama Judicial decidió no celebrar procesos judiciales de este tipo hasta el próximo 25 de mayo.

Así lo advirtió Ariadna Godreau Aubert, directora ejecutiva de la entidad Ayuda Legal Puerto Rico, quien expuso que como no hay moratorias que apliquen a esta población, los inquilinos dependen de las alternativas que puedan negociar con sus arrendadores.

Por eso, Caridad Quiroga, presidenta 2020 de Puerto Rico Association of Realtors, exhortó a los inquilinos a comunicarse cuanto antes con sus arrendadores. Aunque las leyes no los obligan a ofrecer opciones, dijo que “cada persona debe hacer la gestión con el dueño para negociar ajustes o planes de pago”. Agregó que, al momento, “se está viendo buena fe de ambas partes”.

Ayuda Legal aboga por que se extienda la moratoria en desahucios hasta el final de julio y se ofrezca asistencia para renta a familias de ingresos limitados, utilizando los fondos federales habilitados ante la pandemia.

La abogada explicó que hay fondos bajo la Ley federal CARES, ascendentes a $52 millones que serán destinados al gobierno central y a municipios, de los cuales se pudiese utilizar una parte para asistencia en el pago de renta.

Según Godreau, “el secretario de la Vivienda, Luis Fernández Trinchet, expresó que el reclamo era razonable y puso en manos de los municipios la determinación de usar los dineros para asistencia de alquiler”. Planteó que, hasta el momento, los alcaldes no se han expresado al respecto.