Bolsa de valores 01:14 AM
S&P 500
5266.95
-0.74%
·
Dow Jones
38441.54
-1.06%
·
Nasdaq
16920.58
-0.58%
Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Biden anuncia nuevos aranceles a vehículos eléctricos y otros productos de China

El gobierno de Xi Jinping indicó que tomará “las medidas necesarias” para combatir la decisión de Estados Unidos que también afectaría a baterías y paneles solares, entre otros bienes

14 de mayo de 2024 - 9:00 AM

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, daría a conocer este martes su plan para imponer nuevos aranceles a vehículos eléctricos y de motor importados, al igual que a otros productos como mascarillas y jeringuillas fabricados en China. (SHAWN THEW)

Washington, (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este martes nuevos aranceles por valor de $18,000 millones a las importaciones de productos de China y entre los bienes más castigados figuran los vehículos eléctricos que estarán sujetos a gravámenes de hasta 100% de su costo.

Los nuevos aranceles afectan a sectores descritos por la Casa Blanca como “vitales para el futuro económico y la seguridad nacional de Estados Unidos”, como el acero, el aluminio, los semiconductores, los vehículos eléctricos, las baterías, los paneles solares, las grúas de descarga de buques y los productos médicos.

El anuncio se produce en plena campaña para las elecciones presidenciales en Estados Unidos y en un momento en el que Biden, quien busca la reelección, ha adoptado un tono cada vez más duro con China a pesar de haber abierto un diálogo con Pekín, en un intento por conquistar a la clase trabajadora de Estados Unidos y alejarla del expresidente Donald Trump (2017-2021), futuro candidato republicano.

Algunos de los aranceles anunciados por la Casa Blanca en un comunicado entrarían en vigor en 2025 o 2026, por lo que su implementación dependerá de quién gane los comicios.

El arancel más contundente afectaría a los vehículos eléctricos y pasará del 25% al 100% este año, según la Casa Blanca.

El enorme incremento responde al sustancial aumento de las exportaciones de vehículos eléctricos de China a Estados Unidos, que crecieron un 70% entre 2022 y 2023, algo que Washington percibe como una amenaza para el desarrollo del mercado interno de estos automóviles.

Biden quiere que hasta dos tercios de los nuevos coches vendidos en Estados Unidos sean eléctricos en 2032 y, para ello, ha impulsado diferentes programas para incentivar su producción.

Otra subida arancelaria significativa recae sobre las baterías utilizadas en los vehículos eléctricos, un mercado que China controla en un 80% gracias a su dominio en la minería, procesamiento y refinado de minerales críticos.

En concreto, según la Casa Blanca, los gravámenes sobre las baterías de iones de litio pasarán de 7.5 % a 25% este año. Mientras, el arancel sobre las baterías de iones de litio no destinadas a vehículos eléctricos aumentará de 7.5% a 25% en 2026.

El arancel sobre las piezas de baterías pasará de 7.5% a 25% este año, y el de grafito natural e imanes permanentes pasará de 0% a 25% en 2026. Por último, el arancel para otros minerales críticos subirá de 0% al 25% en 2024.

Paneles solares, semiconductores, grúas y productos médicos

En el área de energía limpia, también aumentarán los aranceles sobre los paneles solares, que pasarán este año de 25% a 50%.

El mismo incremento sufrirán los semiconductores, aunque -en ese caso- la subida se realizará en 2025.

La subida tiene como objetivo impulsar la producción nacional de semiconductores, respaldada por una inversión de $53,000 millones que aprobó el Congreso en 2022 y que busca evitar los incrementos de precio que se vivieron durante la pandemia en sectores como el automovilístico y el de los electrodomésticos.

La Casa Blanca también anunció aranceles sobre las grúas de descarga de buques, que pasarán de 0% a 25% este año, y sobre productos médicos.

En este último caso, los gravámenes sobre jeringuillas y agujas ascenderán de 0% al 50% en 2024, mientras que los aranceles pasarán de 0% o 7.5% a 25% para productos de protección personal como respiradores y mascarillas. Además, los guantes médicos y quirúrgicos de goma verán incrementados sus aranceles del 7.5% al 25% en 2026.

En su comunicado, la Casa Blanca intentó trazar una distinción entre estos gravámenes, dirigidos específicamente a sectores en los que Biden ha invertido, y los “aranceles indiscriminados” que, en su opinión, Trump impuso cuando era presidente.

Durante su mandato, Trump aplicó aranceles sobre productos chinos valorados en cientos de miles de millones, a lo que Pekín respondió con más gravámenes, desencadenando una guerra comercial que tuvo consecuencias negativas para el crecimiento global y la cadena de suministros.

China irá a la carga

Tras el anuncio, el Gobierno chino -en Pekín- aseguró que “tomará todas las medidas necesarias” para “proteger sus derechos e intereses legítimos”, en referencia a los aranceles que Estados Unidos planea imponer a los vehículos eléctricos chinos.

El portavoz de la Cancillería china Wang Wenbin declaró hoy en una rueda de prensa que China “se ha opuesto de forma sistemática a la imposición unilateral de aranceles que transgredan las normas de la Organización Mundial del Comercio”.

Wang criticó asimismo “que Estados Unidos llame ‘libre comercio’ a sus exportaciones de productos”, pero que tilde de “exceso de capacidad industrial” el hecho de que China “exporte mercancías con ventajas comparativas”.

El portavoz acusó a Washington de “pisotear los principios de la economía de mercado y las normas del comercio internacional y la cooperación económica”, un comportamiento que calificó de “matonismo intimidatorio descarado”.

La Casa Blanca de Biden daría a conocer su estrategia frente a Pekín este martes, según el diario The Wall Street Journal.

El plan, según la fuente, está especialmente centrado en los vehículos eléctricos, pero Estados Unidos también prevé un incremento adicional de 2.5% a todos los automóviles importados a Estados Unidos.

La Asociación China de Fabricantes de Automóviles catalogó los ajustes arancelarios por parte de Estados Unidos como acciones “proteccionistas y aislacionistas” .

En una visita a China, en abril pasado, la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, mostró su preocupación sobre el “apoyo directo e indirecto” por parte de Pekín a ciertos sectores y consideró que ese respaldo “está causando un exceso de capacidad industrial china”, algo negado por las autoridades chinas.



Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: