Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Los pasajeros deberían consultar con su aseguradora de viaje antes de tomar su decisión final. (AP Foto/Andre Penner)
Los pasajeros deberían consultar con su aseguradora de viaje antes de tomar su decisión final. (AP Foto/Andre Penner)

En respuesta a los más de 90,000 casos de COVID-2019 (enfermedad del coronavirus) que han sido confirmados en al menos 75 países, varias líneas aéreas, como JetBlue y Delta, voluntariamente han permitido a sus clientes cambiar o cancelar sus vuelos sin penalidad alguna, bajo condiciones específicas.

Sin embargo, aquellos viajeros que no cumplen con los requisitos para cambiar o cancelar su viaje y se estén preguntando si su seguro de viajero le reembolsará el dinero perdido en pasajes y estadía, la respuesta más probable es que no.

El Nuevo Día contactó al servicio al cliente de varias aseguradoras locales e hizo la misma pregunta: “¿mi seguro de viajes me cubre si decido no viajar por miedo a contagiarme con el coronavirus?”.

En todas las ocasiones, la respuesta fue que el miedo al contagio no es una de las causales para el reembolso de gastos de hospedería, traslados aéreos y terrestres por parte de la aseguradora.

De hecho, en su mayoría, las aseguradoras solo reconocen el incendio o robo en su residencia habitual, enfermedad de carácter súbito, accidente o fallecimiento (suyo, de su compañero de viaje o de algún miembro de su familia) como las únicas casuales válidas para el reembolso de estos gastos debido a una cancelación previa.

Estas causales también son válidas para el reembolso de gastos debido a una interrupción de viaje.

“El miedo a que te pase algo no está incluido entre los riesgos asegurados. Aquí vamos a depender de cuán flexible los suplidores quieran ser. Es cierto que queremos ser flexibles porque hay gente que invirtió su dinero y ahora tienen miedo (a contagiarse), pero también estas empresas han incurrido en gastos operacionales que no podemos ignorar”, dijo Ángel Alverio, quien preside el capítulo local de la Sociedad Americana de Asesores de Viajes y se mantiene en constante comunicación con las aseguradoras de viaje.

De hecho, desde la semana pasada, algunas aseguradoras, como Colonial Insurance, han optado por denegar solicitudes de seguro de viaje para cualquier destino en China, Tailandia, Singapur, Corea del Sur, Japón e Italia.

Aquellos que cuenten con una póliza y hayan logrado retrasar su viaje, sin cambiar su destino o duración, deberían contactar a su aseguradora lo antes posible para hacer el cambio correspondiente.

Por otro lado, los viajeros asegurados que hayan optado por cancelar su viaje sin penalidad de la aerolínea no necesariamente podrán migrar su póliza a otro viaje, por lo que deben contactar a su aseguradora lo antes posible.

Hasta el momento, Alverio informó que ninguna línea de cruceros ha levantado bandera sobre las cancelaciones, pero señaló que, usualmente, los cruceristas tienen hasta 90 días para cancelar, por lo que tienen mayor flexibilidad que sus homólogos aéreos.

Asimismo, el agente de viajes hizo un llamado a mantener la calma y permanecer atento a los avisos de las aerolíneas, especialmente.

Hasta ahora, JetBlue no cobrará cargos por cancelación o cambios para las personas que hayan comprado un pasaje nuevo entre el 27 de febrero y el 11 de marzo, para vuelos hasta el primero de junio de este año, sin importar su destino.

AmericanAirlines no cobrará por cambios a las personas que hayan adquirido su pasaje en los primeros 16 días de este mes. Sin importar su destino, los clientes tendrán hasta 14 días antes de su vuelo para cambiarlo una vez.

Los pasajeros de Delta con escala o destino final en Beijing o Shanghái en China, o Incheon en Corea del Sur, entre enero 24 y abril 30, podrán cambiar su pasaje una vez o cancelarlo y recibir un crédito para su próximo vuelo, si este empieza a más tardar el 31 de mayo de este año.

Lo mismo aplica a los pasajeros de Delta con escala o destino final en cualquier ciudad italiana, siempre y cuando tengan planificado viajar antes del 30 de abril. Si cancelan y desean recibir un crédito, deberán escoger un nuevo vuelo que despegue en o antes del 31 de mayo.