Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los dos empleados que dieron positivo al coronavirus laboraban en el muelle de carga de Crowley, localizado en la Bahía de San Juan. Localmente, la naviera emplea unas 300 personas en total.
El Nuevo Día supo que hoy las partes no se han reunido a negociar.

Una manufacturera de puertas y ventanas en aluminio contempla cerrar una de sus plantas, aunque temporalmente, mientras una farmacéutica evalúa detener también la línea de producción. En ambas casos, la decisión es consecuencia directa del conflicto obrero patronal entre la compañía Luis Ayala Colón & Sucrs. y los empleados que pertenecen a la Unión ILA 1740 AFL-CIO.

💬Ver comentarios