La presentación del libro "Mi Santurce: pasado y futuro", del arquitecto Ricardo Álvarez Díaz, fue en el Museo de Arte Contemporáneo.
La presentación del libro "Mi Santurce: pasado y futuro", del arquitecto Ricardo Álvarez Díaz, fue en el Museo de Arte Contemporáneo. (José Madera)

“No nos compliquemos más la existencia. Hay cosas que podemos hacer ahora para mejorar el futuro de Santurce”.

Así sintetizó el arquitecto Ricardo Álvarez Díaz su objetivo al publicar el libro “Mi Santurce: Pasado y futuro”, que condensa la historia de su vecindario natal y la receta má sencilla para que este barrio de San Juan vuelva a ser caminable, dinámico y un lugar donde más personas quieran vivir, entretenerse y laborar.

“Es un ‘coffee table book’. La intención es llegar a la mayor cantidad posible de gente sobre el tema de redesarrollo para la ciudad”, expresó el cofundador de la firma de arquitectura y diseño Álvarez Díaz & Villalón (AD&V). “No es un nuevo plan maestro ni nada por el estilo, porque digo que Santurce ya tiene todos los ingredientes para hacer el bizcocho, pero lo que falta es que alguien venga a hacerlo”.

Por ello, indicó que el tomo plasma gran volumen de datos en mapas y gráficos para que los lectores comprendan por qué “estamos como estamos” en un Santurce segregado, con áreas deterioradas y otras en auge.

“Esta segregación fue maximizada luego de los años 1950 con la visión de conectar todo con carro”, recalcó. Uno de los eventos con efectos más dramáticos, recordó, fue la construcción de la avenida Baldorioty de Castro.

De explicar el origen de los problemas, Álvarez Díaz saltó el presente para enfocarse en futuro, porque busca “que cualquier persona pueda decir ‘ven acá, esto lo podemos hacer’”.

Si estuviese en sus manos hacerlo, ¿con qué comenzaría? “Lo primero que haría es eliminar el carril de las guaguas y que la Ponce de León corra en dos direcciones. Y con la avenida Fernández Juncos haría lo mismo”, aseveró.

A la inquietud de que eso pueda congestionar más el tránsito, respondió que los datos recogidos en múltiples metrópolis apuntan a que “mientras más carriles añaden, más tapón hay porque no se buscan vías alternas”.

“La segunda recomendación es el tema de datos. Recomendaría al municipio de San Juan hacer una alianza público-privada con alguna de las compañías existentes que hacen mejoras a la infraestructura condicionadas a que los datos que se levanten, como cantidad de vehículos, de peatones, en qué momentos es mejor pasar a recoger la basura y cosas así, puedan obtenerlos y venderlos”, expuso. Como ejemplo del beneficio de la ciudad inteligente, mencionó que nadie tendría que esperar horas por una guagua, porque una aplicación le avisaría cuándo va a pasar por cada parada.

Su tercera recomendación es revivir el ‘trolley’, aunque en realidad se trate de “una guagua que dé la vuelta por la Ponce de León y la Fernández Juncos todo el tiempo y sirva de conexión para los pasajeros del Tren Urbano que llegan a la estación de Sagrado Corazón”.

Insistió en llamarlo ‘trolley’ para aprovechar el término que, a su juicio, es “una conexión con el pasado que ha sobrevivido a nivel emocional”.

Y, desde el punto de vista del turismo, es muy interesante tener esa experiencia”, concluyó.

La publicación como nuevo vertical de negocio

Álvarez Díaz compartió que “Mi Santurce: Pasado y futuro” es una publicación de la editorial Andelani Press, que fundó en 2019 con su esposa y socia Cristina Villalón.

La casa publicadora, según explicó, ahora se levanta como una opción para autores que quieran “mantenerse como dueños de su contenido”.

“Nosotros somos facilitadores. No nos interesa ser dueños de nadie. Ya hemos firmado cuatro escritores”, compartió Álvarez Díaz sobre la visión de empresa, cuyo nombre corresponde a las primeras letras de los nombres de sus tres hijas.

Uno de los autores es Julio César Pérez, el arquitecto cubano que escribió “Balcones de Cuba” y ya pasó por la situación de que su editorial original no le remunerara justamente, indicó Álvarez Díaz. También tienen en fila a Azim Jamal, reconocido autor de empoderamiento, y a El Nodo, una iniciativa de emprendimiento en Ponce.

💬Ver comentarios