El gobernador Pedro Pierluisi les comentó a los detractores  de la reforma laboral que hubo un proceso durante el trámite legislativo para recibir comentarios “que permitió que la medida fuera modificada”. Y sobre el temor de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) resulten afectadas bajo el recién aprobado estatuto, aclaró que la ley brinda un trato diferente a ese sector.
El gobernador Pedro Pierluisi les comentó a los detractores de la reforma laboral que hubo un proceso durante el trámite legislativo para recibir comentarios “que permitió que la medida fuera modificada”. Y sobre el temor de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) resulten afectadas bajo el recién aprobado estatuto, aclaró que la ley brinda un trato diferente a ese sector. (Ramón “Tonito” Zayas)

Ante la avalancha de reacciones por parte del sector privado criticando que el gobierno haya reinstalado algunos de los beneficios que le quitaron a los empleados en el 2017, el gobernador Pedro Pierluisi se reafirmó en que tomó la decisión de firmar la ley de reforma laboral pensando en el bien de Puerto Rico.

“Desde que comenzó mi gobierno he procurado mantener un balance en las decisiones que he tomado para que los resultados sean en el mejor interés del pueblo de Puerto Rico”, sostuvo en declaraciones escritas Pierluisi.

De paso, el gobernador aclaró los pormenores de la nueva ley, y les comentó a los detractores, que hubo un proceso durante el trámite legislativo para recibir comentarios “que permitió que la medida fuera modificada”.

Asimismo, sobre el temor de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) resulten afectadas bajo el recién aprobado estatuto, les aclaró que la ley brinda un trato diferente a ese sector.

“Por ejemplo, en el caso de la paga doble a estudiantes las pymes pagarán a tiempo y medio. En cuanto a la licencia de vacaciones y enfermedad los patronos que tengan una cantidad de empleados que no exceda de 12, la acumulación mensual mínima de los trabajadores y trabajadoras será sustancialmente menor al resto de las empresas”, dijo el gobernador.

Con relación al bono de Navidad, los empleados que trabajen para las pymes deben llegar a 900 horas para tener derecho al bono, a diferencia de las 700 horas de las demás empresas.

Asimismo, los que emplean 12 trabajadores o menos durante más de 26 semanas dentro del año concederán un bono equivalente al 3% del total del salario máximo de $10,000. Mientras, los demás patronos deben pagar 6% hasta un máximo de $10,000.

Otro cambio es que las pymes contarán con un período de 90 días para implementar las disposiciones de esta ley. Las demás empresas tendrán 30 días.

“Como dije anteriormente, cada vez que he tenido la oportunidad de incentivar a los pymes, al igual que al sector de los restaurantes lo he hecho”, aseveró Pierluisi. Mencionó como ejemplo la Orden Ejecutiva 2021-010 en la que ordenó a los secretarios del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) y de Hacienda a establecer un programa con $65 millones para dar asistencia económica de emergencia a los pequeños comerciantes afectados por la pandemia.

Igualmente, el Banco de Desarrollo Económico (BDE) ha desembolsado $85 millones bajo el Programa para el Financiamiento de Pequeñas Empresas que otorga subvenciones de hasta $150,000 a negocios que sufrieron pérdidas físicas o financieras a causa de los huracanes Irma y María.

“Asimismo, trabajamos de manera exitosa bajo el DDEC el programa Apoyo Energético que otorgaba hasta $25,000 a los pequeños y medianos comerciantes para un sistema de placas solares de manera que puedan reducir sus costos energéticos. También, de fondos ARPA se otorgaron decenas millones de dólares para el pago de “premium pay” y $30 millones para la industria de restaurantes y barras, además sobre $150 millones de fondos CARES para los pequeños y medianos comercios”, expresó el primer ejecutivo.

Señaló que reconoce que hay patronos, sobre todo en el sector de construcción, que han estado aumentando la paga y beneficios a sus empleados para así atender la falta de trabajadores. “Esta medida, precisamente, lo que hace es garantizar que las grandes empresas concedan estos beneficios y derechos a todos sus empleados”, recalcó.

El gobierno tiene siete días después de firmada la ley, para enviarle a la Junta de Supervisión Fiscal la certificación de que el estatuto cumple con la sección 204 de PROMESA. Una vez llegue, el ente fiscal revisará dicha legislación para asegurarse que es consistente con el plan fiscal certificado para Puerto Rico.

💬Ver comentarios