Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

A cinco años de Promesa, Puerto Rico sigue con una economía estancada y sin un plan que asegure un crecimiento económico significativo, explicó la economista Heidie Calero.
A cinco años de Promesa, Puerto Rico sigue con una economía estancada y sin un plan que asegure un crecimiento económico significativo, explicó la economista Heidie Calero. (Gerald López Cepero)

De no haber sido por la avalancha de fondos relacionados con la catástrofe que provocó el huracán María y la pandemia del coronavirus, los primeros cinco años de vigencia de la ley federal Promesa –en especial, las políticas de ajuste en el gasto público requeridas por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF)- habrían agravado el cuadro de estancamiento económico que experimenta la isla.

💬Ver comentarios