La trabajadores y jubilados de la AEE rechazaron que se otorgue más tiempo porque la Junta de Supervisión Fiscal les ha dejado fuera de las negociaciones.
La trabajadores y jubilados de la AEE rechazaron que se otorgue más tiempo porque la Junta de Supervisión Fiscal les ha dejado fuera de las negociaciones. (Archivo)

Haciendo la salvedad de que las negociaciones no han progresado con la rapidez que se esperaba y reconociendo que los trabajadores y jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no han sido considerados en el proceso de mediación, la jueza de distrito federal Laura Taylor Swain concedió el tiempo adicional que solicitó el Equipo de Mediación para que este continúe con las negociaciones dirigidas a completar la reestructuración de la deuda en esa corporación pública.

En una decisión emitida el pasado viernes, Swain aplazó hasta el próximo 15 de agosto, la fecha límite para que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) indique al tribunal cómo se reestructurarán las obligaciones de la AEE.

En su decisión, Swain también permitió que la fecha del 15 de agosto sea aplazada automáticamente hasta el próximo 9 de septiembre, si ello es necesario para completar los trámites relacionados con ese proceso de reestructuración.

Luego de una primera extensión, la JSF tenía hasta el pasado 1 de agosto para completar las negociaciones o indicar el rumbo que tomaría el proceso de reorganización financiera en la AEE.

La decisión de Swain supone la tercera extensión en el proceso de mediación que comenzó en abril pasado, luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia cancelara el Acuerdo de Apoyo a la Reestructuración de 2019, pactado con la mayor parte de los bonistas de la AEE.

A su vez, la jueza concedió el tiempo adicional partiendo de las “representaciones de la JSF” en torno al rumbo de las negociaciones y las expresiones del Equipo de Mediación, grupo que reconoció a Swain que algunas partes en el proceso se sienten “legítimamente frustradas”.

En mayo pasado, la JSF dijo a Swain que negociaría con la Unión de los Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), el Sistema de Retiro de la AEE (SRAEE) y el Comité de Acreedores no Asegurados (UCC, en inglés) y que por ello, debían extenderse las negociaciones.

Sin embargo, en objeciones separadas, la Utier y SRAEE dijeron a la jueza que las negociaciones no habían ocurrido y que, por ello, había llegado la hora de litigar las controversias.

El UCC, por su parte, no objetó el aplazamiento, pero insistió en que la jueza dé paso al litigio que busca definir los derechos que alegan tener los bonistas.

Ahora, en la nueva solicitud de tiempo, la JSF y el Equipo de Mediación indicaron que se trabajaba en propuestas particulares para estos grupos.

A juzgar por el proceso de mediación y la orden de Swain, la oferta que la JSF pueda hacer a la Utier y la SRAEE será lo que quede disponible después de pactar con los bonistas de la corporación pública.

Si bien el Equipo de Mediación negocia en primera instancia con los bonistas de la AEE, en la práctica, según las escrituras de la deuda de esa corporación pública, estos se encontrarían en segundo plano. Ello, porque antes de que pague la deuda pública, la AEE está obligada a cubrir el coste de sus operaciones, lo que incluiría el pago de la nómina de los trabajadores y las aportaciones al plan de pensiones.

“El Equipo de Mediación reconoce la importancia de una resolución global, pero ha considerado que es mejor involucrarse en un proceso escalonado hasta la fecha”, reza la orden de Swain, en la que advierte que, “en este momento”, no dará paso a la etapa de litigio.

“El tribunal se siente motivado por las representaciones (de la JSF) de que está formulando propuestas para discutirlas con partes mediadoras y que está trabajando con el Equipo de Mediación para una sesión con la Utier y el SRAEE durante el período de extensión solicitado”, reza la orden de Swain.

💬Ver comentarios