Manuel Reyes, vicepresidente de MIDA. (GFR Media)
Manuel Reyes, vicepresidente de MIDA. (GFR Media)

La Cámara de Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) urgió hoy al gobierno a tomar acción para proteger a los camioneros que no están de acuerdo con el paro iniciado por un sector y asegurar el flujo de la cadena de suministros esenciales.

Manuel Reyes Alfonso, vicepresidente ejecutivo de MIDA, solicitó al gobernador Pedro Pierluisi que su gobierno actúe para darle garantías de seguridad a los camioneros, ante un patrón de amenazas contra los que no están de acuerdo con el paro. Este, además, pidió al gobierno que asegure el flujo de suministros a los consumidores, aun si ello implica activar la Guardia Nacional, en momentos en que el nivel de inventario de productos es limitado a nivel global por la pandemia.

“La mayoría de los camioneros han estado tratando de cumplir con su labor de transportar alimentos, pero han estado bajo acecho y amenazas. Un grupo indefinido de supuestos camioneros está utilizando artimañas para detener ilegalmente a los transportistas que están trabajando, atravesando camiones para bloquearles el paso, los graban en videos y publican comentarios amenazando con prenderlos en fuego y hasta con pistolas. Además, envían audios a través de WhatsApp amenazando con romperle los radiadores a los que trabajen. Los líderes del grupo manifestante saben lo que está ocurriendo y no han desautorizado estas acciones”, denunció Reyes Alfonso.

“La industria de alimentos no se opone a que se aumenten tarifas a los transportistas del sector que está regulado por el gobierno”, aseveró el vicepresidente ejecutivo de MIDA.

No obstante, señaló que hay varios tipos de transporte. Alegó que los camioneros que le dan servicio a los socios de MIDA son “típicamente empresarios, no empleados, y poseen la facultad de negociar”. Por ello, según Reyes, los que suplen a la industria de alimentos nunca han estado bajo las tarifas fijas porque negocian con cada uno de sus clientes, a base del volumen, tipo de carga y tipo de servicio. Esto ha sido validado por los tribunales consistentemente por lo que no se trata sólo de la Junta de Supervisión Fiscal.

Aunque los transportistas han negado que negocien anualmente las tarifas con las compañías a las que le dan servicio, Reyes insistió que sí lo hacen.

Cada negociación es diferente. No es lo mismo un camión que da servicio para transportar de punto A, a punto B una vez a la semana, que el que tiene una ruta diaria que cubre decenas de supermercados y restaurantes. No es lo mismo el que mueve alimentos congelados, que requiere camiones y manejo especializado, que el que mueve carga liviana como papel toalla o el que mueve la carga pesada como licores. Cada empresa y cada transportista es diferente”.

“Es irrazonable pretender que un sistema de tarifas pueda tomar en consideración la infinidad de particularidad sin causar daño a la economía y el mejor ejemplo son los 15 años que se han tardado en revisar las tarifas de los que siempre han estado bajo las mismas”, aseguró el portavoz de MIDA.

MIDA señaló que “no puede permitirse que personas u organizaciones no electas tengan a toda la sociedad de rehén y hablen públicamente de esa imposición con total impunidad”.

Por ello, sugiere que la Guardia Nacional sea quien haga la entrega de los alimentos. “El gobierno no puede lavarse las manos y si esto no se destranca hoy, va a tener que asumir la distribución de los alimentos para evitar un caos”.

“También hacemos un llamado a que los organizadores de esta protesta denuncien públicamente esta práctica y trabajen con nosotros, la policía y las agencias federales para identificar los que están incurriendo en estas prácticas de amenazas e intimidación”, agregó Reyes.

💬Ver comentarios