Un logotipo adorna una pared de una oficina de la compañía israelí NSO Group cerca del poblado de Sapir, en Israel.
Un logotipo adorna una pared de una oficina de la compañía israelí NSO Group cerca del poblado de Sapir, en Israel. (The Associated Press)

Apple Inc. demandó hoy, martes al Grupo NSO, la empresa israelí que se dedica a la venta de programas para capturar datos, fotos, vídeos y audio de celulares sin el consentimiento de los usuarios, en busca de que se le prohíba, permanentemente, intentar burlar las protecciones de cualquier servicio, programa o dispositivo de Apple.

El Grupo NSO es el creador del programa de spyware Pegasus, un sistema que puede ser instalado, sin el consentimiento de una persona, que captura audio, mensajes de texto, fotos, vídeos y datos de ubicación mediante GPS y luego envía dicha información a la persona o entidad gubernamental que realizó la instalación en un principio.

En su querella, la compañía con sede en Cupertino, California, argumentó que los empleados del Grupo NSO “son mercenarios del siglo 21 que han creado un sistema de vigilancia avanzado y que invita a su uso abuso flagrante e indiscriminado”. Los abogados de Apple añadieron que Pegasus ha sido utilizado para llevar a cabo ataques contra usuarios de dispositivos como iPhones alrededor del mundo.

Apple también busca que se le remunere económicamente por gastos de abogados y por los supuestos daños monetarios causados por el Grupo NSO y sus productos. La empresa añadió que donará $10 millones a las organizaciones que investigan y denuncian programas de spyware y añadió que donará cualquier dinero otorgado como parte de una decisión judicial.

“Actores auspiciado por gobiernos como el Grupo NSO gastan millones de dólares en equipos de vigilancia sofisticados sin ser objeto de controles gubernamentales o sin que se les exija responsabilidad alguna por sus acciones. Eso necesita cambiar”, resaltó Apple en su querella.

El Grupo NSO también enfrenta una demanda por parte de Meta (nuevo nombre de la empresa matriz de Facebook) radicada en el 2019 debido a que Pegasus también puede espiar las comunicaciones enviadas mediante la aplicación de mensajería WhastApp, que es propiedad de Meta.

El Grupo NSO, que cuenta con el apoyo del gobierno israelí, ha negado, en repetidas ocasiones, responsabilidad alguna por el uso que sus clientes le dan a Pegasus y sostienen que sus productos son utilizados exclusivamente para prevenir actos terroristas y crímenes.

No obstante, la administración del presidente Joe Biden colocó, este mes, a la empresa en la “lista negra” de compañías a las que negocios estadounidenses no pueden vender tecnología. Como parte de su política pública, Biden ha declarado una guerra contra los ciberpiratas que llevan a cabo campañas de phishing y ransomware contra empresas y agencias del gobierno estadounidense.

La decisión coloca al Grupo NSO en una posición precaria, y la firma de clasificaciones crediticias Moody’s redujo el nivel de la compañía en dos niveles, ocho por debajo de una calificación de inversión, al resaltar que arrastran $500 millones en deudas y que tienen serios problemas de flujo de efectivo.

El gobierno israelí, uno de los aliados más importantes de los Estados Unidos y que tiene la encomienda de aprobar cualquier contrato entre el Grupo NSO y gobiernos extranjeros, intentó interceder a favor de la compañía para que fuese removida de la “lista negra”. Sin embargo, la administración Biden ha rehusado dar marcha atrás a la decisión. Israel considera las herramientas desarrolladas por el Grupo NSO como parte de su política extranjera.

Expertos en ciberseguridad han resaltado, en múltiples ocasiones, que Pegasus es utilizado por gobiernos y organizaciones para espiar a activistas de derechos humanos, periodistas, miembros de la iglesia y hasta presidentes y mandatarios de alto nivel.

En el 2016, la organización Citizen Lab reveló que Pegasus fue instalado en iPhones de activistas, periodistas y mandatarios aprovechándose de tres vulnerabilidades en el sistema operativo iOS.

💬Ver comentarios