La actual red 4G tiene una demora (en inglés, “latency”) de 10 milisegundos, que 5G reducirá a 1 milisegundo. Esto irá de la mano con 100 veces mayor eficiencia energética y el triple de eficiencia en el uso del espectro. (Shutterstock)
Gran parte de la promesa del 5G es reducir la latencia a 1 milisegundo, de los 10 milisegundos típicos de una red 4G LTE.

Tras obtener 231 licencias por $18.88 millones, la proveedora de telecomunicaciones Claro fue la principal ganadora en Puerto Rico de la reciente subasta de espectro de la banda de 3.5 gigahercios (Ghz) que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) cerró la semana pasada.

Mientras, la compañía puertorriqueña Aeronet Wireless Broadband, que se concentra en el mercado comercial como proveedor de internet inalámbrico fijo, obtuvo 224 concesiones con una inversión de $11.213 millones.

“No es salir a comprar espectro y ganar. Eso sería un tema de presupuesto. Es tener el peritaje, la experiencia y el dinero para desarrollarlo”, expresó Enrique Ortiz de Montellano, principal ejecutivo de Claro y quien compartió con Negocios lo que la empresa hará con este nuevo espectro de banda media y que se considera crítico en el desarrollo de la red inalámbrica de nueva generación, 5G.

Con esto, indicó que la inversión en capacidad de espectro es solo el primer paso, porque luego toca adquirir radiobases y rediseñar la red para que integre de forma eficaz todos los activos existentes.

“Esta de 3.5 Ghz le agrega capacidad a la red existente de datos y la vamos a usar para eso, para LTE como para 5G”, indicó el también presidente de Claro, que licitó bajo el nombre de Puerto Rico Telephone Company.

Ortiz de Montellano explicó que ahora toca a los fabricantes de equipos de redes lanzar modelos que incorporen esta frecuencia y que, conforme aumente el consumo en 5G, se dedicarán menos recursos al 4GLTE, como ha sucedido cada vez que hay una transición entre generaciones de red.

“En una frecuencia por donde corrimos 2G le quitamos el 2G y la montamos 3G y ahora 4G. Ahora todos estamos mirando a ponerle 5G a las bandas actuales y las que estamos comprando”, dijo.

Explicó que, como las frecuencias se comportan de forma distinta – por ejemplo, las frecuencia más altas brindan velocidades altísimas pero con poco alcance y las bajas llegan lejos pero solo permiten velocidades moderadamente altas –, lo que procede es “irlas combinando según se tengan para hacer el mejor diseño de la red”.

A su vez, el ejecutivo hizo hincapié en que “lo más importante para el desarrollo de 5G es tener todos los equipos (de la red) conectados con fibra óptica, eso que llaman el backbone”, puntualizó. Indicó que cuando las redes inalámbricas dependen de conexiones con microondas, más que de la fibra óptica, la latencia es mayor y la promesa del 5G no se cumple al máximo. Latencia se refiere al periodo de milisegundos entre enviar y recibir datos en los dispositivos.

Por otro lado, Gino Villarini, fundador y principal ejecutivo de Aeronet, indicó en expresiones escritas que “al asegurar el espectro de 3.5 GHz, llegaremos a más áreas, especialmente rurales, con un servicio más rápido y fiable”.

“Seguimos invirtiendo en la última tecnología para lograr nuestro objetivo de brindar la mejor conectividad y servicio a todas las empresas y residentes de la isla”, agregó sobre los planes de la empresa, que ha ido incursionando en el mercado residencial.

La subasta de este espectro redundó en $4,585 millones de ingresos para la FCC y se trató del evento en que más licencias de espectro se han hecho disponibles en la historia de las subastas de la FCC, según indicó el propio regulador federal.