Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los dos empleados que dieron positivo al coronavirus laboraban en el muelle de carga de Crowley, localizado en la Bahía de San Juan. Localmente, la naviera emplea unas 300 personas en total.
Se explicó que el impasse entre el patrono y los unionados comenzó a fines de 2019 cuando LAC implementó un sistema de tecnología que requiere que los operadores de montacargas entren información de los contenedores en tiempo real en unas laptops.

El desacuerdo entre los empleados de los muelles que pertenecen a la unión ILA 1740 y la empresa Luis Ayala Colón (LAC) pudiera llegar pronto a su fin, tras conocerse que el patrono decidió retirar el cargo que había radicado en la Junta Nacional de Relaciones del Trabajo (NLRB por sus siglas en inglés) contra la unión.

💬Ver comentarios